El Fondo de Desarrollo Social (FODES) una dirección del Ministerio de Desarrollo Social (MIDES) se encuentra bajo cuestionamiento público: la entidad adjudicó apresurado, solo siete horas antes de que venciese el Estado de Calamidad un contrato por Q14.6 millones. La compra: galletas fortificadas.

Las dudas crecen y los elementos suman: la institución entregó el contrato a la empresa que ofertó más caro. Esta fue Continental de Alimentos y Bebidas de Guatemala, la cual, entre otros nombres, comerciales se presenta como Comedor Seguro Fegua, Comedor Seguro Santuario y Astropan, sus representantes son Julio Humberto Leiva y Julio Humberto Leiva Fuentes.

La empresa es proveedora de alimentos al Estado desde 2010 pero con la venta de galletas logró lo mismo que ha logrado vender en 10 años. La segunda competidora que ofreció las galletas fue Nutrientes Alimenticios S.A. cuya oferta fue de Q9.1 millones. Rubén Palma, representante legal de esta última presentó dos inconformidades, las cuales fueron rechazadas. En una de ellas se lee que se “adjudicó arbitrariamente y sin un análisis profundo de la calidad, experiencia” además añade que falta de transparencia.

Guatemcompras, el portal de negocios del Estado, abrió la recepción de ofertas a las 3:45 pm y las cerró 4:15. los interesados apenas contaron con media hora para presentar ofertas.

Los oferentes no fueron invitados

En una entrevista telefónica con ConCriterio, el representante de la empresa que ofertó más barato aportó otros detalles:

  • Presentamos inconformidad porque solo teníamos 5 horas para reunir todos los requisitos.
  • No nos dio tiempo de sacar una muestra -de la galleta- como la querían ellos.
  • El tiempo para sacar la Fianza de sostenimiento dura dos o tres días y lo que logramos fue el número de la fianza.
  • No hubo invitación para el concurso y si nosotros no buscamos, solo ellos -Continental de Alimentos y Bebidas- hubieran participado y en otras ocasiones hemos participado hasta 6 empresas.

Con esos elementos este empresario concluye:

“Cualquiera pensaría mal, que eso estaba decidido para una empresa, es que no encuentro razón que hubiera más competidores que yo, que me enteré tarde”.

 

Esta empresa fue descartada porque según los calificadores, no tiene récord en ventas con el Estado, aunque ya en años anteriores vendió galletas escolares. La experiencia estaba valorada en 40 puntos, mientras que el precio en 25. Las especificaciones sobre la galleta tampoco se ajustaron:

“No había tiempo. Nosotros presentamos lo que teníamos a la mano, que era una galleta parecida con granola”.

El requerimiento fue de 11 millones 111 mil 110 galletas. Entre las especificaciones requerida:

  • Peso de 28 gramos
  • Ingredientes: harina de trigo, azúcar y grasa vegetal
  • Vitaminas: A, B, B1 y 2, D3, C, B6
  • Calcio
  • Zinc
  • Magnesio
  • Hierro

Las galletas fueron compradas para “atender a la población infantil afectada por el Covid-19”, cada una costó al Estado 0.75 centavos.

 

 

ConCriterio intentó hablar con el director interino del FODES y el representante de la empresa ganadora del evento, pero al cierre de la nota no fue posible. En este caso Acción Ciudadana, una organización dedicada a la fiscalización, presentó una denuncia en el Ministerio Público (MP).

Carlos Mencos, diputado de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) y excontralor General de Cuentas, dice que el evento debe suspenderse. El congresista ya sostuvo una reunión con Raúl Romero, ministro de Desarrollo, y señala que el funcionario se comprometió a revisar la adjudicación.

No obstante Mencos, apunta:

“Tengo mucha experiencia en que los Estados de Calamidad son aprovechados para hacer cualquiera cosa; se aprovechan para hacer arbitrariedades toda vez que no están sujetos a los plazos; en temas complicados en Covial -por ejemplo- dan tiempos muy reducido para presentar ofertas”. Mencos propone cambios a la Ley de Compras y Contrataciones que buscan “castigar los pactos colusorios” como este, en el cual el excontralor sospecha una adjudicación a dedo.

Antecedentes:

Los concursos exprés no son nuevos en el FODES: en 2018 ConCriterio publicó que bajo Estado de Calamidad la institución realizó un evento para la compra de cemento por Q4 millones que solo duró solo 15 minutos y donde se anularon los términos de referencia.

Bajo estos mecanismos excepcionales el Ministerio de Agricultura, ese mismo mes compró sardinas sobrevaloradas por Q1.3 millones, evento que fue anulado tras la publicación de este medio.

Como si fuera pizza, el MIDES realiza compras exprés: en 15 minutos

 

Sardinas que vuelan por los aires: MAGA paga Q1.3 millones más