La comunidad educativa del país pronostica que el 2020 será un año de retrasos en la formación de los alumnos y gran parte de eso se atribuye a la pandemia que tomó por sorpresa a los centros y forzó a dejar las aulas presenciales para mudarse al espacio virtual.

Guatemala evalúa cada año las áreas de matemática y lenguaje en alumnos que están por graduarse, los resultados han sido insatisfactorios: 9 de cada 10 reprueban las áreas numéricas y 6 de cada 10, la comprensión lectora.

El presente es un ciclo escolar atípico y es posible que los aprendizajes hayan caído aún más por el trastorno que sufrió el ciclo educativo. Esto no podrá medirse por ahora: el Ministerio de Educación suspendió las pruebas diagnósticas de unos 150 mil graduandos y las deficiencias del ciclo escolar 2020 serán percibidas por las universidades señala Ana de Molina, exministra de educación:

Los que se van a graduar este año y no van a tener la prueba, al final la van a tener en la universidad cuando sean admitidos porque las universidades públicas o privadas hacen exámenes de admisión y justamente las evaluaciones son matemáticas y lenguaje. Tendrán que hacer interciclo -en las privadas- y la Universidad de San Carlos, también tendrá que buscar la forma de reforzar.

Las pruebas diagnósticas son dirigidas a los estudiantes que culminarán estudios de diversificado:

  • 73% corresponden al sector privado
  • 21% centros públicos

 

 

Claudia Ávila, directora del Instituto Nacional de Educación Diversificada en San Martín Sacatepéquez, Quetzaltenango, cree conveniente que las pruebas hayan sido suspendidas pues cree que los estudiantes con muchos esfuerzos están percibiendo el contenido correspondiente lo cual lo hacen con limitaciones tecnológicas. En años anteriores se designaba a un docente para prepararlos. No obstante, la docente señala que la deficiencia educativa es heredada de niveles anteriores y por lo tanto, los resultados son insatisfactorios:

Todo el sistema educativo está mal, desde la preprimaria. Además, identifica otro factor:

Lo que nosotros hemos notado es que no hay apoyo de los padres son pocos los que realmente son estimulados.

En este instituto los se ha designado a un docente para que dos meses antes de las diagnósticas se les den cursos de matemática y lenguaje.

En los colegios: Solalto, Campoalegre, Entrevalles, y el Roble son materias que se han mantenido fortalecida con vinculaciones con otros programas como el Bachillerato Internacional que requiere formación de calidad.

Estos cuatro centros se encuentran entre los 5 colegios con el mayor rendimiento en todo el país de acuerdo con el ranking ConCriterio, basado en las evaluaciones del Ministerio de Educación: el promedio es de 99.63 a la nota máxima, 100 puntos. Es decir, sus habilidades numéricas y lingüísticas son altamente satisfactorias.

Iris de Flores, directora académica de los cuatro establecimientos mencionados, cree que pedagógicamente fue una medida acertada suspender las pruebas, no obstante:

Lamentamos que no se pudieran realizar porque estas pruebas en los últimos dos años han sido un indicador muy importante de la educación para nosotros y para los papás.

La directora señala que la pandemia obligó a hacer ajustes en las competencias y eso tendrá un impacto:

A nivel nacional tendrá un impacto porque en este país no todos tienen las mismas oportunidades: no es cierto que el 16 de marzo todos los estudiantes de este país tomaron una plataforma digital y continuaron con sus aprendizajes.

De acuerdo con los datos, el 88% de escolares evaluados en estas competencias provienen de área urbana y 11% de lo rural. Las pruebas miden el desempeño en unos 4 mil 300 centros educativos. La exministra de educación se lamenta:

Desafortunadamente son las materias esenciales que han tenido los porcentajes de menor logro y este año van a estar más resentidas y es ahí donde se tiene que poner el esfuerzo para reforzar a los niños y jóvenes.

Los resultados de los maestros no se alejan de los de los alumnos: solo 3 de cada 10 superan conocimientos de matemática y 4 de cada 10 de lectura.