Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.

Los pobladores de 23 comunidades de San Marcos deberán pasar Navidad y Año Nuevo a oscuras. La empresa distribuidora de energía Energuate mantiene suspendido el servicio a 3 mil 500 usuarios quienes adeudan a la compañía  al menos Q22 millones.

Mynor Amezquita, vocero de la distribuidora, informó que existen casos en los cuales el pago de facturas no se ha efectado incluso por 8 años, por lo que la entidad, basada en la ley, bajó los flipones:

 En comunidades donde el pago es cero, nosotros nos apoyamos en el artículo 50 de la ley general de electricidad, que establece procedente la suspensión del suministro cuando los clientes tengan dos o más facturas vencidas o bien cuando haya manipulación de instalaciones. Y en estas comunidades tenemos facturas vencidas de hasta 8 años y con manipulación eléctrica.

Entre las áreas afectadas mencionó:

Tacaná, San Marcos: comunidades El Rosario, Toacache y El Porvenir que componen 894 usuarios. Tiene una deuda 31 facturas que suman Q1.1 millón de deuda.

Pacayá: aldea Colón, San Benito Pacayá, San Rafael Pacayá, San Rafael Pacayá 2, San Vicente Pacayá y Villa Flores

Coatepeque: 12 comunidades más entre ellas,  Nuevo Choatur, El Refugio y El Socorro.

Flores Costa Cuca: 5 comunidades y Ocós es el caso más reciente, en donde 800 usuarios no cuentan con energía eléctrica incluido el  casco urbano y 3 caseríos más.

Este año la distribuidora de energía logró, mediante diálogo, la reconexión de energía a otros 20 mil usuarios en el occidente del país que permanecieron sin fluido eléctrico.

Chisec, Alta Verapaz, era uno de esos municipios. En Julio,  Energuate suspendió la conexión por una deuda de Q4millones que el municipio acumuló durante cinco años, la misma incluía facturas no pagadas de usuarios y cuota de alumbrado público.

Selvin Reyes Rivera, alcalde de ese municipio, dijo que la negociación incluyó compromisos de pago y rendición de cuentas de la distribuidora.

Con los vecinos se hace una campaña de que se paguen los servicios, los servicios son pagados. Ver que Energuate no haga cobros excesivos, la gente se ve muy afectada cuando se le cobra Q1 mil 200 cuando y viven en extrema pobreza. Además, las mesas dan seguimiento para que se informe cuántos  usuarios se han regularizado, cuánto se amortizado la deuda y verificar los cobros.

El jefe edil cree que una de las principales causas del la deuda y conflicto resulta de los cobros en exceso.

“La problemática se inicia en 2012 cuando se efectuaban cobros altos, cuando aparecen organizaciones ofreciendo energía a bajo costo, cosa que nosotros como autoridades estamos en contra, pero eso generó que la gente dejara de pagarle a Eneguate”

Amezquita agregó que otro de los puntos en las en las negociaciones y convenios con las comunidades es  la condonación de deuda:

Mediante mesas de diálogo, se conceden descuentos a  la deuda de 40 hasta 70 por ciento, pero lo más importante que se negocia es que se permita los trabajos de recuperación, lo que hemos notado es que la misma comunidades colaboran en la normalización de servicio.

En tanto la Empresa Eléctrica de Guatemala (EEGSA) dijo que la entidad no hace suspensiones a comunidades completas en las áreas de distribución que son: Guatemala, Escuintla y Sacatepéquez.

Energuate distribuye energía en 297 municipios de 20 departamentos.