Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.

Aún cuando en la Corte de Constitucionalidad (CC) no ha decidido sobre dos acciones legales contra proceso de elección de Procurador de los Derechos Humanos, hoy a las 3:30 de la tarde, los 158 diputados de Congreso de la República han sido convocados para elegir en pleno al nuevo Magistrado de Conciencia, quien llegará a la institución en sustitución de Jorge de León Duque, para dirigir la Oficina del Procurador de los Derechos Humanos en los próximos cinco años.

El pasado viernes quedó integrada la terna de la cual, con mínimo de 105 votos los diputados deberán elegir al nuevo PDH. Los candidatos: el exvicepresidente del Colegio de Abogados y excandidato a la alcaldía de Quetzaltenango, Jordán Rodas Andrade, quien obtuvo 93.3 puntos, la calificación más alta; a él le sigue la segunda mejor punteada fue, Claudia López, con 85.9, actual Procuradora Adjunta de la PDH, una administración que recibe duras críticas a raíz de acusaciones de inacción en el caso el Hogar Seguro Virgen de la Asunción; la terna se completa con Ricardo Alvarado Ortigoza, exprocurador adjunto de la PDH, quinto en la calificación, con 80.44 puntos, de quien algunos diputados cuestionaron si debía integrar la nomina, pues al tener 72 años, entra en controversia con el artículo 30 de la Ley de la Carrera Judicial el cual obliga a los magistrados a retirarse de sus funciones a los 75 años.

ConCriterio preguntó a exprocuradores de Derechos Humanos por quién de los tres votarían, si ellos fuesen congresistas.

El exmagistrado de conciencia, Jorge Mario García Laguardia, dijo le daría su voto a Ricardo Alvarado Ortigoza. “Votaría por él, eso no significa que sea el mejor, los diputados tienen que analizar los expedientes,” expresó.

El exprocurador de Derechos Humanos, Sergio Morales, se limitó a decir que a su consideración, cualquiera de los tres podría cumplir bien la función en la PDH. “Los tres son profesionales competentes y capaces y creo que el Congreso deberá evaluar las características de todos y tomar una decisión razonada,” respondió.

La pregunta en el Congreso es ¿por quién votar? Según La diputada Nineth Montenegro, consensos no hay y es poco probable que se lleve a cabo la elección. No obstante, la diputada espera que esta votación sea diferente a como solían realizarse en el pasado. “Antes de 2015, las elecciones más importantes se realizaban “alrededor de la cama” como lo dijo la exvicepresidenta Roxana Baldetti. No había criterio, llegaban al pleno e imponían. Han empezado a cambiar las cosas, en esta elección de Procurador de los Derechos Humanos la terna la integran los mejor calificados, en la pasada elección no,” argumentó la congresista.

“Que los mejores punteados sean los que obtengan el mayor apoyo en el pleno.” Jorge Santos, Convergencia por los DD.HH.

Carmen Aida Ibarra, del Movimiento Projusticia considera que la elección del Procurador de Derechos Humanos va cuesta arriba y teme que el proceso sea anulado por la Corte de Constitucionalidad. “El Congreso no ha logrado ponerse de acuerdo en este tipo de elecciones o lo han hecho mal. Algunas de las elecciones pasadas fueron anuladas por la Corte de Constitucionalidad, como el caso de las autoridades de Conamigua, pareciera ser que se pudiera posponer la elección de Procurador de Derechos Humanos y Jorge de León Duque podría prorrogar su mandato por orden de la CC,” avisora la experta.

Jorge Santos, de la Convergencia por los Derechos Humanos, dijo que la puntuación de que la comisión dio a los candidatos, debe reflejarse en la votación de los diputados. “Ese procedimiento debería ser respetado porque por eso se hace una evaluación previa desde la Comisión de Derechos Humanos, donde los mejores punteados sean los que obtengan el mayor apoyo en el pleno.

Mientras el congreso decide si elige hoy o no al sustituto de Jorge de León Duque, la Corte de Constitucionalidad deberá conocer dos acciones de amparo que buscan anular el proceso de elección y selección de la terna a Procurador de Derechos Humanos.

Escuche acá la nota de Henry Bin