La masiva manifestación del 20 de septiembre demandaba retirarle la inmunidad al presidente Jimmy Morales y la renuncia de los 158 diputados. Los congresistas hicieron oídos sordos.

Ayer, por segunda vez el pleno del Organismo Legislativo frenó a investigación contra del mandatario bajo sospecha de incurrir en financiamiento electoral ilícito.

Los números cambiaron en comparación con el 11 de septiembre: 70 votos a favor del retirarle la inmunidad, es decir 45 más que hace 2 semanas.

Pero la llamada alianza de la impunidad se mantuvo y la bancada del oficialista FCN-Nación junto con Movimiento Reformador, Alianza Ciudadana, UCN y TODOS blindaron, de nuevo, al presidente.

El diputado Julio Ixcamey de la UNE con voto a favor de someter al presidente a proceso dijo:

“Las bancadas están protegiendo, lamentable que no se haya entendido el clamor popular”

Uno de los defensores del mandatario en el pleno, el diputado oficalista Estuardo Galdámez, restó importancia a las peticiones ciudadanas pues considera que la manifestación del 20 no tenía representatividad.

“El pueblo de Guatemala son 16 millones de personas, no me venga con el pueblo porque no voy a dejarme impresionar. No se está protegiendo. Aquí la gente puede votar a favor o en contra, se votó en contra eso no es protección”

El costo de esta decisión lo paga el Estado, dijo el diputado Amilcar Pop.

“Sigue la lamentable practica de ausencia, desmarcan y con eso generan incertidumbre a las decisiones del mismo Congreso. Muchos diputados no están escuchando la decisión del pueblo.

Es cuestión de democracia aseveró el diputado de la UNE, Carlos Barreda, quien resaltó que hoy hay más votos a favor del retiro del inmunidad.

“Han entendido,  el Congreso comenzó a rectificar, pero no se logran los votos, eso es parte de la democracia, el Estado de Derecho”

Presiones es a lo que atribuye el jefe de la bancada oficial, Javier Hernández, el cambio de voto de 45 diputados

“Presiones desde redes sociales, mantas, algunos los amenazaron que les iban a quemar sus casas, que los iban a linchar a otros familiares que les iban a cerrar su negocio”

El presidente del Congreso, Óscar Chinchilla, calificó la votación como falta de coherencia de parte de los congresistas. El expediente se envió a la Dirección Legislativa, y el pleno lo podrá disponer en cualquier momento.

 “Los diputados aprovechan coyunturas políticas”

Después de dar su voto para  apoyar al presidente Morales, algunos diputados como Jaime Regalado, Luis Hernández Azmitía, Alejandra Carrillo, optaron por el silencio.

La sesión plenaria tardó una hora. Esta vez, 25 manifestantes esperaba a las afueras del Palacio Legislativo, unos 50 agentes policiales aguardaban.  Los diputados abandonaron el edificio sin que nadie les lanzara agua ni los agrediera.

 

 Escuche la nota aquí