Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.

El 27 agosto el Congreso de la República contrató el servicio de seguro de vida y gastos médicos para los 160 diputados de la novena legislatura 2020-2024, además de 24 directores y subdirectores del Organismo Legislativo. La póliza por 24 meses asciende a Q13 millones. La compra se concretó con Seguros G&T que presentó una oferta más baja que su competidor Seguros Universales, que cotizó por Q27 millones.

El partido Semilla, que el 14 de enero del próximo año se convertirá en una bancada con 7 diputados en el Congreso de la República, salió a rechazar la compra y solicitó la suspensión de la misma.

En un comunicado, expusieron:

“Ningún representante del pueblo en el Organismo Legislativo y ningún otro funcionario público debe gozar de beneficios, prerrogativas o favoritismos, más que los que contempla la ley y menos cuando estos son financiados con los impuestos de los guatemaltecos”.

La oposición no es compartida por todos los representantes del pueblo. Javier Hernández, diputado reelecto del partido oficial FCN-Nación, conminó a los futuros congresistas a llevar la batalla a la arena legislativa:

Cuando ellos sean parte del Congreso de la República van a poder proponer y que consigan los votos, que los cabildeen.

José Arnulfo García, diputado electo de Suchitepéquez por la UCN, en tanto dice que él desistiría del seguro y no solo eso:

Yo cuento con seguro propio y acuñaría esa iniciativa, sino además el celular y gasolina porque son gastos que debemos pagar nosotros y no el pueblo.

El diputado electo agrega:

Somos representantes del pueblo y demos estar bajo las mismas leyes del ciudadano común, yo además tengo la cobertura del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) y lo voy a mantener y por lo tanto no tendría inconveniente en desistir.

Carlos Fión, diputado de CREO:

Yo opino que en el marco de la austeridad y buena utilización de los recursos es una buena medida, pero no es suficiente que solo el Congreso de la República lo adopte, deben ser medidas integrales para todo el Estado.

  • La cobertura en caso de muerte del diputado será de Q750 mil
  • La hospitalización cubrirá Q4 mil en habitación privada y Q9 mil por cuidados intensivos.
  • Tratamiento oftalmológico por Q15 mil
  • Otras especialidades como: odontología, dermatología, maternidad.

En 2018 el Congreso adquirió un seguro por Q14 millones.