Una de las últimas investigaciones de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) apunta a que los 13 magistrados a quienes la Corte de Constitucionalidad (CC) les ha extendido el periodo en su cargo, son parte del poder judicial que hace cinco años eligieron a dedo dos hombres que tuvieron ambiciones presidenciales: Alejandro Sinibaldi -prófugo de la justicia- y Manuel Baldizón -condenado en noviembre pasado en EE. UU por lavado de dinero-

Los dos rentaban una suite presidencial de un hotel cinco estrellas en carretera a El Salvador en la que se dieron reuniones para definir a las más altas autoridades del Organismo Judicial (OJ).

Detrás de la elección estaba también Roxana Baldetti, exvicepresidenta del país, acusada en al menos cinco casos de corrupción y condenada a 20 años de cárcel por el caso Lago de Amatitlán.

La elección de 2015 se concretó en 1 hora con 10 minutos. En ese tiempo Roxana Baldetti presionó a los diputados de su bancada para que acudieran al pleno para votar por los magistrados acordados.

Capturas de pantalla de los mensajes enviados por Baldetti el día de la elección, muestran como tenía el control de los diputados de su partido. En las conversaciones captadas, Emmilenne Mazariegos exdiputada del Partido Patriota (PP), menciona que a la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), se le dejo fuera del negocio. El acuerdo fue entre LIDER y PP

La reciente legislatura se prepara para la elección del nuevo poder judicial, y mientras las comisiones de postulación terminan su trabajo, en el Congreso parece haber movimientos.

¿Acuerdos?

Todos niegan que existan negociaciones como en el pasado. Felipe Alejos, primer secretario de la Junta Directiva, expresa malestar porque la anterior legislatura no eligió a los jueces:

 “Estamos en un rompimiento constitucional porque esto se tuvo que haber realizados en el mes de octubre y ahora hay un retraso”.

El diputado agrega que el Congreso es un ente político y por lo tanto tienen que existir consensos para la elección:

Para pasar cualquier ley o elegir magistrados tienen que haber más de 80 votos, es el congreso más fragmentado de la historia, hay 19 jefes de bloque y por ende tiene que votar varios partidos, pero cada quien elegirá a quien considere mejor calificado.

Por su parte, Julio Ixcamey, subjefe de Bloque de la UNE, dice que no hay ningún acuerdo y que si han expresado apoyo en algunos temas propuestos por el oficialismo, como la ley de pandillas, es por beneficio ciudadano

En el Congreso de la República se discuten los puntos, yo le respondo como abogado: la intención de la UNE es llevar a los más probos, a los jueces con experiencia, a aquellos que piensen que en Guatemala la justicia debe ser pronta y cumplida y objetiva.

Entrevistas

Para que los congresistas puedan indagar y conocer a profundidad a los aspirantes a la CSJ, cinco bancadas: Creo, Winaq, Urng, Bien, Pan afinan un mecanismo. Sonia Gutiérrez, diputada de Winaq nos dice:

Se ha generado practicas oscuras y negociaciones, eso no es un secreto. Y ese tipo de prácticas quisiéramos cambiar.

Samuel Pérez, diputado de Semilla, cree, además, que es necesario reformar el sistema de elección:

Nosotros tenemos la intención de poder hacer una iniciativa para reformar la carrera judicial que no tenga que ver con un pacto o acuerdo político que pase por el congreso, sino que se respete el desarrollo profesional de los jueces.

Aún no se define cuando llegarán las nóminas al Congreso, pero mientras tanto otro proceso se enfila: la elección de Magistrados del Tribunal Supremo Electoral (TSE).