Durante dos décadas la Universidad de San Carlos de Guatemala (USAC) ha contratado un seguro de vida y gastos médicos para 46 integrantes del Consejo Superior Universitario (CSU) y 30 directores de centros universitarios de todo el país. La última renovación de la póliza anula que asciende a Q594 mil 347 fue contratado en plena pandemia con Seguros Universales, para los 76 docentes e integrantes del Consejo Superior. Entre estos el rector Murphy Paiz y el exrector Estuardo Gálvez, este último como representante de docentes de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales.

Un detalle llama la atención: los catedráticos y ciertos representantes ante el Consejo cotizan a través de la USAC los servicios del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS). Los salarios de los directores oscilan entre Q23 y Q25 mil y el del rector está en Q47 mil 300.

-Publicidad-

-Publicidad-

Justificación: riesgo y beneficio 

Wendy López, directora General de Administración (DIGA), responde que la contratación obedece a que los directores “corren riesgo” y para los integrantes del Consejo “un beneficio”.

“Es por el tipo de trabajo que realizan, los directores de los centros universitarios viven viajando para hacer gestiones y corren riesgo y con el consejo es como un beneficio por estar en el consejo.

La respuesta del Murphy Paiz, rector del USAC es:

Es un seguro que automáticamente se ha venido renovando, -en Guatecompras- se puede ver que todos los años se ha contratado.

Estuardo Gálvez, exrector de la casa de estudios y beneficiario de esta prima, responde igual: es beneficio heredado.

Antes de que yo asumiera como rector en el 2006 ya existía ese seguro

La USAC está al día con sus cuotas del IGSS asegura la funcionaria, pero entonces ¿para qué pagar un tato de asistencia médica? Esta es la respuesta:

No sabría que responder porque es un beneficio que no lo autorizamos nosotros, sino que viene de 14 años.

El exrector Gálvez:  Todos cotizamos IGSS, pero es un beneficio que da la universidad como patrono, es una política desde hace más de 20 años y se le encuentra utilidad.

 

Cobertura

De acuerdo con los requerimientos la póliza debe dar cobertura a:

  • Enfermedades preexistentes, incluidos casos bajo tratamiento.
  • Monto máximo vitalicio de cobertura de gastos médicos: medio millón de quetzales por persona
  • Seguro de vida: mínimo Q150 mil
  • Fallecimiento por arma de fuego o punzocortante: Q150 mil
  • 20 consultas de ayuda psiquiátrica por Q300 cada una
  • 24 sesiones de fisioterapias por Q300 cada una
  • Cuarto y alimentos diarios por Q1 mil 500, cuarto de intensivo al 80%

La directora administrativa admite que es lógico que si un directivo recibe servicios de Seguro Social no contrate seguro pagado con fondos de la universidad y señala que puede replantearse el tema:

¿No se ha analizado? Sí podemos considerarlo para un futuro.