Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.

Ocurre con frecuencia que, cuando los jóvenes empiezan a trabajar y reciben su primer sueldo, se lo gastan todo en prácticamente cualquier cosa. A la mayoría que aún vive con sus papás no les importa acabarse todo el sueldo en los primeros días del mes porque saben que sus papás les darán para sus gastos si lo llegan a necesitar.

Pero, ¿por qué en vez de gastarlo sin medida, no se crea un hábito de ahorro y presupuesto? Nuestro amigo y experto en finanzas, Alex Gudiel, nos da útiles consejos financieros para los jóvenes.

El mejor momento de la vida financiera de una persona sucede en la juventud cuando no tiene gastos u obligaciones y comienza a generar ingresos. Muchos no prestan atención a estos dos puntos vitales y en lugar de ahorrar o hacer un presupuesto, inconscientemente afectan su futuro.

¿Cómo crear un presupuesto cuando se es joven?

Cuando eres joven y empiezas a gastar sin límites pasas por alto que estas acciones y decisiones afectarán de gran manera tu futuro. Lo ideal es enfocarse en hacer los siguientes 5 fondos para que te ayuden en el futuro:

  • Fondo de manutención
  • Fondo para invertir
  • Fondo para viajar al extranjero
  • Fondo para hacer amigos/crear conexiones laborales
  • Fondo para estudios

¿Qué es el método 50-30- 20 y cómo implementarlo?

Este método es una forma sencilla de ahorrar y aprender a administrar correctamente tu dinero, pues permite conocer cuáles son tus gastos en todo momento, y saber cuánto dinero se dedica a cada área de la vida.

El 50% del sueldo lo tienes que destinar a los gastos básicos. Estos pueden ser gasolina para el auto, pago de la factura del teléfono, estudios y cosas básicas de la vida diaria. En otras palabras, son los gastos en los que tienes que incurrir sí o sí.

Si te sobra dinero de ese 50%, mucho mejor. No lo gastes en cosas innecesarias y súmalo al ahorro.

El 20% de lo que ganas mensualmente debe estar destinado al ahorro. Puedes abrir una cuenta de ahorro a plazo fijo y ganar más dinero con los intereses. En el futuro, este fondo te va a servir para dar el enganche de tu casa, hacer reparaciones u otros imprevistos que lleguen a tu vida.

El 30% del sueldo puede estar destinado para gustos personales, diversión o para salir con los amigos. Este es el porcentaje que puedes utilizar para comprar ropa, ir a un concierto, ir de viaje con los amigos o ir a comer al restaurante que siempre quisiste.

Es muy importante que se respeten los porcentajes de este método para obtener buenos resultados y una buena salud financiera durante la juventud.

¿Cómo puedo magnificar los recursos que ya tengo?

La clave principal es aprender a generar ingresos extras, no solo conformarse con lo que se obtiene al trabajar. Hay que aprender a invertir en los lugares correctos y nunca darte por vencido en la búsqueda de tus sueños.

Ten siempre en mente que nunca es tarde para empezar, con visión y ánimo cualquier meta se puede alcanzar.