El gobierno se pasó el semáforo en rojo y tomó por sorpresa a las municipalidades que, aunque habían preparado planes para la reactivación del trasporte público y los centros comerciales, no estaban del todo listos para ponerlos en marcha. Durante dos semanas, el Ejecutivo anunció que en rojo, los buses no circularían y tampoco se abrirían los malls:

Alerta roja: restricción del transporte público, no centros comerciales y actividades públicas.

Alerta Naranja: inicio del trasporte certificada, apertura limitada de sectores económicos.

Para el cambio repentino no hay respuesta. ConCriterio escribió y llamó a Fracis Masek, Secretaria de Comunicación de Gobierno, pero no respondió.

Autoridades municipales, en cambio, responden que activar el trasporte los tomó por sorpresa y los apremia porque no podrán empezar a funcionar sino hasta el viernes o lunes. Julio Vásquez, vocero de la comuna de Villa Nueva, dice que en el municipio circulan unos mil buses y que aún deben socializar el protocolo:

“Es el manual para la reactivación del trasporte público, pero no lo habíamos socializado porque no sabíamos que iba a ser trasporte. Creíamos que el semáforo rojo nos iba a decir que no se podía circular, pero ahora nos dicen que es con el 50% tenemos que informar a todos”

En el municipio se contempla la circulación a partir del viernes, el mismo día empezará el Transmetro en la capital, este último lo hará por líneas, de manera progresiva, hasta el 10 de agosto.

Presiones

Ayer circuló una fotografía en donde se observa a un bus extraurbano de San José Pinula que va sobrecargado. Miguel Ángel Solares, jefe edil del municipio, aclaró que no circula ninguna unidad. Solares también critica la forma como fue anunciada la medida y cree que hubo presión para que el semáforo le diera vía al transporte público:

“La presión es bastante, yo estoy consciente que no era el momento por el pico que estamos teniendo, hay mucha falta de ingresos eso también es justificable”

De ese municipio a la capital viajan todos los días en hora pico unas 5 mil personas estima el alcalde.

Los autobuses en esta fase solo podrán circular con el 50% de sus capacidades y deberán tener protocolos de limpieza: proveer de gel y desinfectar la unidad en cada viaje. Los funcionarios municipales han dicho que implementarán controles para el cumplimiento de las disposiciones y quien incumpla será sancionado con prohibición de circular.  En Mixco, los propietarios y pilotos ya anunciaron la intención de incrementar el pasaje, la Muniguate anunció que el Transmetro continuará igual -Q1.00-.

 En San Juan Sacatepéquez, otra de las ciudades dormitorio, de dond  cada día miles de personas salen muy temprano hacia la capital y regresan al filo de la noche, el jefe edil, Juan Carlos Pellecer anunció que no se puede incrementar el cobro de pasaje:

Está establecido cuáles son los montos que debe pagar el vecino y aquellos que digan “no nos va a traer cuenta” deben hacer su requerimiento de incremento donde corresponda.

Centros Comerciales:

Mixco y Villa Nueva anunciaron que la supervisión de estos corresponde también a las comunas. Mynor Espinoza, vocero la municipalidad de Mixco:

“Nuestro equipo verificará que se mantenga el distanciamiento social, el incumplimiento puede conllevar a una multa de Q1 mil o cierre del centro comercial”.

Con la alerta roja estos comercios pueden recibir a sus clientes en locales, mas no en áreas comunes como restaurantes. Debe haber una persona por cada 10 metro cuadrados. El despacho en parqueo también está permitido.