Quedarse en casa durante estos tiempos de cuarentena y bajo toque de queda implica un aumento de desechos orgánicos e inorgánicos en los hogares. La preocupación más fuerte es el manejo de la basura de casa, pues aumenta el uso de mascarillas, guantes y toallas que eventualmente pudieron ser depósito del Coronavirus.

De acuerdo con datos del Ministerio de Ambiente, se estima que cada habitante en el país genera 0.5 kilos de desechos a diario, la composición de desechos sanitarios representa el 14% y es aquí donde radica la mayor preocupación pues están incluidos los insumos de protección de coronavirus.

María Gómez, epidemióloga del Ministerio de Salud, señala que aunque es reducido el riesgo de contagio a través de la basura, es importante saben manejarla:

En cuanto los desechos de las casas, les hemos dado algunos lineamientos a las municipalidades: debe ser en doble bolsa, hacer la desinfección de los recipientes con cloro o alcohol. Y las comunas y empresas de extracción deben poner protocolos de extracción.

La Dirección de Comunicación Social de la municipalidad de la capital respondió que “los supervisores de los más de 950 frentes de trabajo que operan en la ciudad de Guatemala proporcionan el equipo necesario a los colaboradores como: gel antibacterial, mascarillas y guantes y se toman las medidas sanitarias correspondientes de prevención y contención”.

Diariamente llegan al relleno sanitario de la zona 3, entre 1 mil 500 a 2 mil toneladas de basura. Marvin Guzmán, encargado de la Dirección de Servicios Públicos de la municipalidad de Amatitlán, dijo que en ese municipio la generación de basura creció estos días en 25% así que pidieron a sus vecinos que las bolsas sean selladas para evitar contaminación.

Prohibición

Pero en aquella área, las medidas han sido más drásticas para ciertas personas: quienes viven de la basura, los llamados “guajeros”.

 “Las autoridades de Amsa nos indicaron que, de pronto, estas personas no pueden ingresar al vertedero para evitar contaminación y se hizo un llamado a la consciencia para apoyarles con bolsas de víveres, ya que ellos no tienen otra fuente de ingreso más de lo que recolectan en el basurero”. 

Amatitlán genera mensualmente entre 7 y 9 mil toneladas de desechos.

Juan Fernando López, alcalde de Quetzaltenango, dijo que su municipio genera unas 280 toneladas de basura a diario, la cual es recogida por un tren de aseo compuesto por 100 personas a quienes ha provisto de insumos sanitarios al igual que algunas personas que reciclan basura:

Hemos tratado de prohibirles a ellos, pero ha sido imposible al igual que los comercios; y a ellos les hemos dado a la medida que podemos: guantes y mascarilla, pero no podemos con todo, porque no hemos podido comprar en gran cantidad porque están agotados.

En su protocolo el Ministerio de Ambiente recomendó:

No mezclar mascarillas, guantes y otros desechos sanitarios con residuos y desechos que se generen en el hogar y la industria. Piden cerrar e identificar adecuadamente las bolsas como “desechos sanitarios”. En el caso de hospitales, la ley obliga implementar procesos especiales.