La Organización Mundial de la Salud pidió a todos los países del mundo entrar en cuarentena por el Covid-19, la pandemia que ha dejado 8 mil 92 muertos y 194 mil contagios en 150 países.

En Guatemala se reporta un fallecido y seis infectados, todos los casos ubicados en el departamento de Guatemala y puestos en cuarentena en su casa o en el hospital de Villa Nueva.

Pero las alertas están encendidas también en la zona fronterizas con México, país que ha confirmado hasta el miércoles 93 casos y 206 sospechosos. Chiapas y Yucatán que colindan con el país, suman 6 casos confirmados.

Occidente en alerta

Huehuetenango comparte frontera con Chiapas, allá la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) recomendó a las 33 municipalidades declarar alerta máxima por el virus, pero solo 23 comunas han emitido las actas correspondientes -no se especificó que municipios faltan-. Fernando Villatoro, Técnico de Campo de Conred en Huehuetenango, subrayó cuáles son las áreas de mayor riesgo:

Tenemos al municipio de Barillas; al sur: La Mesilla, también en Gracias a Dios, sin embargo, se tiene que tomar en cuenta que tenemos puntos ciegos por donde viajan muchas personas por cuestiones comerciales sin declarar en aduana y esos son puntos vulnerables junto con Nentón.

En Huehuetenango no se reportaba ningún caso de Covid-19 hasta ayer; en San Marcos, las autoridades vigilan 4 sospechosos que viajaron en el mismo avión donde regresó la persona que falleció.

San Marcos 4 sospechosos

Eliza Barrios, epidemióloga del área de salud de San Marcos, dice que existen muchos rumores y que eso ha puesto nerviosos a los pobladores. La médica señala que Malacatán y Tecún Umán son las fronteras que requieren mayor vigilancia:

Del viaje 588 solo tenemos 4 en cuarentena, ellos no venían del mismo país, pero se juntaron en algún punto; pero la orden fue que todos los de ese vuelo quedaron en vigilancia y están sanos y en cuarentena.

El 81 % de los casos serán leves y moderados y serán aislados en casa y en casos extremos:

Están los hospitales de San Marcos y Malacatán y si hay críticos, se tiene que referir a otro nivel de atención.

Llamado de la iglesia

Gonzalo de Villa, obispo de Sololá-Chimaltenango y presidente de la Conferencia Episcopal de Guatemala, cree que las personas están acatando medianamente las disposiciones Ejecutivas; sin embargo, considera que la lejanía de algunas zonas puede hacer que los mensajes no lleguen y que la cobertura de salud se complique:

En muchas zonas rurales no hay capacidad para atender adecuadamente un caso.

El obispo hace una observación: las acciones de salud deben plantearse por regiones para evitar que la situación se salga de control y en este sentido expresa que el gobierno debe instalar campamentos de salud regionales para atender la crisis en caso crezca.

 “Sería importante que lo puedan intentar, me parece muy bien que adecuen el parque de la Industria para esto, pero yo creo que eso sirve para lugares que están a 100 kilómetros a la redonda, más lejos será difícil”.

Otro aspecto que considera importante es la comunicación efectiva, que dice puede evitar la propagación de contagios y salvar vidas. ConCriterio preguntó al Ministerio de Salud la coordinación que se hace otras áreas de salud como la Occidental, sin embargo, la respuesta es que, durante esta emergencia, no atenderán entrevistas.

            En la capital ha sido acondicionado el Parque de la Industria para la atención masiva de casos: las autoridades estiman que se pueden aislar allí a unos 3 mil pacientes.