Cada vez hay más contagios de coronavirus en Guatemala: hasta el martes, el ministerio de Salud reportó 40 mil 229.

Los centros de referencias para atender pacientes críticos están saturados, las imágenes que se escapan de los hospitales son elocuentes: hay deficiencia en la atención y esto asusta a las personas. Las familias no quieren llevar a sus pacientes a los hospitales públicos; pese al contagio y los cuidados que  necesiten, optan por tenerlos en casa.

Uno de los efectos más nocivos de la Covid-19 es la falta de oxígeno y eso provocó que mayor demanda de oxígeno envasado: ahora se pide para llevar a casa, las personas llegan a buscar los cilindros como cualquier otro producto, incluso hacen pedidos por Glovo.

Productos del Aire es el principal distribuidor de oxígeno para el sistema de salud pública, pero por estos días también distribuye a particulares con pacientes contagiados de Covid-19 en casa. Para comprobar cómo se venden los cilindros, llamamos como cualquier usuario y esta fue la respuesta  que obtuvimos:

  • “Manejamos cilindros rentados, para esto tiene que  presentar receta médica en donde especifique que sí lo necesita un paciente y no solo para tenerlo en casa por precaución”.

De acuerdo con el dependiente este tiene un costo de Q1 mil 855, que se distribuyen así: Q1 mil 250 del regulador, Q405 de la recarga, Q50 del vaso y la cánula y Q150 de renta mensual del cilindro. Este contiene 660 litros y cada recarga extra Q405.

  • “Vendidos serían cilindros portátil que es el más pequeño, cuesta Q1 mil 900 ya recargado, tiene regulador incorporado y con su cánula. En este caso, si utiliza 3 litros por minuto que son las indicaciones de los doctores, le va a durar 3 horas en uso continuo, ese lo compra y ya es de su propiedad”.

En este caso cada recarga cuesta Q80 pues estos envases son de menor capacidad. Cuando el cilindro no es rentado, no es indispensable llevar receta, pues según el dependiente estos si se pueden tener para prevención.

Pacientes en casa

Manuel Pinzón y su familia decidieron que lo mejor para su primo de 43 años era atenderlo en casa y no exponerlo a la situación que se vive en salud pública.

“Por la falta de recursos y todo los fallecidos que se reportan. A pesar de que estaba grave se decidió llevarlo con un doctor particular y él recomendó las medicinas y oxígeno. Pasó 5 días con este tratamiento y se tuvieron que comprar dos cilindros pequeños cada uno de Q1 mil, más sus recargas Q40”. Esta compra no se hizo en Productos del Aire.

Otra familia que declinó hablar a los micrófonos contó que su familiar, un adulto mayor, también fue atendido con oxígeno en casa: hubo días que el paciente necesitó tres recargas y eso representó un costo de Q1 mil 215, cada día fue diferente según su evolución clínica.

Riesgos

Fernando Solares, director del Hospital General San Juan de Dios, dice que hay riesgo en los procedimientos en casa y que como bien lo dijo el dependiente, se necesita prescripción médica:

“Tener mucho oxígeno es peligroso, el paciente se puede volver dependiente sin necesitarlo, por lo que yo sugeriría que consulten con un doctor, que se descarte que tenga Covid-19”.

Solares dice que en su hospital hay garantía de oxígeno para un año:

Los pacientes que han debido esperar es porque de tratamos dosificar y que demuestre que se está recuperando, porque quizá no lo necesita y a veces se le pone la concentración máxima.

El tanque que provee de oxígeno a este hospital es de 50 mil libras y dura entre 3 y 4 días, para atender pacientes Covid-19 y, otro grupo de pacientes con alta de necesidad de oxígeno, son los recién nacidos.