El Puerto Santo Tomás de Castilla es una de las más importantes entradas de comercio marítimo del país, en 2020 han pasado por el puerto 161 mil 381 contenedores y 4.5 millones de toneladas métricas productos.

La semana pasada la Junta Directiva de la Empresa Portuaria Nacional Santo Tomás de Castilla (Empornac) instruyó a la Gerencia General para que una comisión documente el inicio de las inspecciones no intrusivas de contenedores a  través de un sistema de rayos x. Esto empezó solo después de la intervención del departamento de Comercio Exterior de Estados Unidos que presionó a través de una carta enviada al mismo presidente Alejandro Giammattei para implementar este procedimiento que llevaba 7 meses varado.

Edward Pérez, jefe de mercadeo de Empornac, respondió que el retraso se debió a que la compañía S2 Global Screenning Solutions, a la cual se adjudicó el contrato por 10 años y Q488.3 millones  presentó excusas:

“El contratista presentó una nota para iniciar con el funcionamiento”

ConCriterio intentó comunicación con esta empresa pero no fue posible ubicarla, pero de acuerdo con el contrato hará una revisión por medio de rayos x de la mercadería que pasa por el puerto y el objetivo es detectar ilícitos. La empresa deberá realizar 300 mil inspecciones anuales, escanear como mínimo 60 camiones con contenedores de 40 pies por hora, con análisis de imágenes incluido.

 

Juan Pablo Carrasco, presidente de la Cámara de Comercio Guatemalteco Americana (Amcham) atribuye el estancamiento a redes criminales que se oponen a la modernización y transparencia de las actividades portuarias:

Hay varios grupos paralelos que se oponen a los rayos x por el impacto que puede tener contra el contrabando y el comercio de ilícito. Este sistema lo que va a permitir es que la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) en la ciudad pueda ver en tiempo real las imágenes del contenido de lo que se está exportando.

Fanny de Estrada, directora de relaciones interinstitucionales de la Asociación Guatemalteca de Exportadores (AGEXPORT), resalta que la modernización del puerto hará más competitivo al país pues con el sistema de rayos x se agilizarán las inspecciones y reducirá la corrupción:

515 “Sin duda combate el contrabando y la corrupción. Nosotros estamos de acuerdo con este sistema siempre y cuando sea un costo razonable y no se haga negocio”.

El funcionario del puerto señala que una revisión intrusiva puede durar días según el volumen de carga y con este sistema el tiempo se reducirá a 15 minutos.

El costo para los usuarios con este sistema está establecido en Q21.50 por revisión y actualmente por revisión intrusiva se está cobrando Q850 para importación y Q600 para exportación. Hay una reducción económica y en tiempo.

Según los datos de Empornac, durante el primer trimestre de este año, las utilidades sumaron Q11.7 millones lo cual representó un incremento de 93% comparado con el mismo periodo de 2019 cuando se reportó Q6 millones.