Para evitar el contagio del COVID-19, el uso de la mascarilla y el lavado de manos son la mejor herramienta. Existen diferentes tipos de mascarilla, con diferentes niveles de protección y costo.

No toda la población tiene acceso a mascarillas N-95 o de estándar hospitalario y muchas personas han recurrido a fabricarlas en casa, con diversos materiales.

El objetivo principal de la mascarilla es evitar que las microgotas que se expulsan al hablar se esparzan a otras personas, siendo estas las principales fuentes de contagio del coronavirus. Funcionan tanto para quienes las usan como para quienes le rodean, ya que existen pacientes asintomáticos pero contagiosos.

El experimento sobre mascarillas

La Universidad de Duke publicó recientemente un estudio sobre la efectividad de las mascarillas de bajo costo y encontró cuáles son las más seguras en este rubro.

Usando un rayo láser expandido dentro de una cámara oscura, los científicos grabaron las microgotas de los usuarios de 14 tipos diferentes de mascarillas mientras hablaban. Contaron las microgotas expulsadas al hablar, así como las que quedaban al terminar de hacerlo, usando un algoritmo y así determinaron cuál es la más efectiva.

Lá más efectiva es la N95, con casi 0% de microgotas registrado, seguida de la mascarilla quirúrgica. La menos efectiva son las que están hechas de forro polar. Estas últimas son incluso más peligrosas que no usar mascarilla, pues dispersan las microgotas en un 110%.

En orden de más efectiva a la más ineficaz:

  1. N95 sin válvula (#14 en la imágen)
  2. Quirúrgica (#1 en la imágen)
  3. Mascarilla de dos capas de algodón y una de polipropileno (#5 en la imágen)
  4. Mascarilla de dos capas de polipropileno (#4 en la imágen)
  5. Tira de polipropileno (no está en la imagen)
  6. Dos capas de algodón con dos dobleces.(#13 en la imágen)
  7. Dos capas de algodón con dobleces expandible(#7 en la imágen)
  8. N95 con válvula (#2 en la imagen)
  9. Dos capas de algodón estilo Olson (#8 en la imágen)
  10. Mascarilla MAXIMA® AT de 1 capa de poliéster de grado médico(#6 en la imágen)
  11. Una capa de algodón con dobleces expandible (#10 en la imagen)
  12. Dos capas de algodón con dobleces expandible (#9 en la imagen)
  13. Tejida (#3 en la imagen)
  14. Bandana(#12 en la imagen)
  15. Ninguna (no está en la imagen)
  16. Protector de cuello de forro polar (#11 en la imagen)

Foto: Emma Fischer, Duke University.

En internet existen varios tutoriales y patrones de cómo fabricar fácilmente una mascarilla, si no tiene acceso a las principales. Prefiera algodón en dos capas o polipropileno. Deben de quedar justas al rostro pero no interrumpir su respiración. Si lo hacen, tal vez están mal colocadas o no son de la talla correcta.

Lea más: Los efectos secundarios del coronavirus en la piel