En una entrevista con Radio ConCriterio Daniel Herbruger, asesor financiero, nos da consejos para mantener las finanzas personales a flote durante la crisis del Covid-19 y como afrontar los efectos secundarios cuando termine. 

La crisis sanitaria actual vino a cambiar el mundo de empresarios y trabajadores por igual. A pesar de que hay empresas que se sostienen, muchas cerraron sus puertas al público, dejando a sus trabajadores en situaciones poco favorables, con sueldos reducidos o sin ellos. 

La ventaja de esta época es que hay un vasto mundo de oportunidades en el mundo digital. Existen varias plataformas donde encontrar trabajos, ventas o nuevas formas de prestar servicios. Lo primero que se necesita es mantener una mentalidad abierta y una actitud positiva, pues tendrá mucho que ver a la hora de hacer cambios. 

Abrir los horizontes

Expandir los giros de negocios y servicios hacia un enfoque digital es la opción más accesible para profesionales y empresas, pues, por el distanciamiento social, es donde se encuentran sus futuros clientes. Este enfoque, incluso, podría continuar cuando la emergencia termine.

Un claro ejemplo son restaurantes y tiendas de comestibles que ahora pueden ofrecer sus productos por medio de apps de mensajería, como Glovo o Hugo. Al igual que tomar pedidos por medio de páginas web o redes sociales. 

Buscar alternativas

Herbruger sugiere como regla de vida tener más de una fuente de ingresos. Con la facilidad digital se puede tener más de una actividad que genere ingresos, sin necesidad de ser presencial.

Al diversificar las actividades, se tiene el apoyo de una cuando la otra falla o hace falta. Se trata de buscar maneras de tener opciones abiertas en todo momento. 

Ingresar a plataformas ya existentes

Hay que tomar ventaja de plataformas que ya existen. Páginas como Fiverr o 99designs están hechas para unir a profesionales y clientes en un solo lugar. En Fiverr por ejemplo, encuentras a diseñadores, periodistas, web developers y más. Cada quien pone su precio y a través de la página quien necesita sus servicios puede contactarse con ellos. 

Un plus de estos servicios es que no hay limitaciones geográficas y tiene más peso el talento, así como la experiencia, pero es un campo altamente competitivo. Actualmente, las empresas buscan reducir costos y buscar outsourcing, haciéndolo una opción viable. 

Readaptarse y ser creativos

La evolución es un fenómeno natural, donde el que no se adapta no puede seguir adelante. Esto aplica también a los negocios y empresas. No siempre es el ideal, pero es lo que mantendrá a flote a quien quiere continuar con estabilidad financiera en épocas de crisis. 

Los seres humanos están compuestos de diferentes cualidades y habilidades. Hay que aprovechar cada una de ellas para diversificar. Un administrador de empresas, podría diversificarse al dar asesorías a pequeñas o medianas empresas. También se pueden ofrecer tutorías online a estudiantes o aprovechar una habilidad que no esté en el campo de trabajo pero que se domine. 

Al salir de la zona de comfort la creatividad vuela alto y se tienen mayores probabilidades de encontrar fuentes de ingreso en lugares insospechados.

Encuentra esta entrevista y otros temas más en la edición del 21 de mayo de ConCriterio, puedes verla aquí abajo: