Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.

Los colaboradores del Centro de Operaciones del Proceso Electoral (COPE) alistan los insumos necesarios para el próximo 16 de junio cuando los guatemaltecos votemos por alcaldes, diputados y presidente.

Los 175 trabajadores, cuyo horario es de 7:00 a.m. a 2:00 p.m., dedican las jornadas finales a dos tareas: el conteo y la revisión de las papeletas y la agrupación de los sobres para las boletas, los padrones y las actas que utilizará cada una de las 22,500 juntas receptoras de votos en el país.

Así comenta Francisco Cetina, técnico electoral del centro:

Hoy se han organizado entre 10 y 15 mil sobres (de los 146 mil 930). También estamos revisando que las boletas tengan el número adecuado y que vengan bien impresas. Estamos con las municipales y las dos legislativas, pero no hemos contabilizado las que ya llevamos listas. Para las demás boletas, tenemos que esperar”.

El Tribunal Supremo Electoral aún tiene que autorizar la impresión las papeletas del Parlamento Centroamericano y de los binomios presidenciales, a cargo de la empresa Edisur. El diseño de las últimas no se ha establecido porque la Corte de Constitucionalidad (CC) debe resolver si ampara la postulación de Mauricio Radford, del partido Fuerza, con un proceso judicial pendiente.

Los embalajes que contendrán los materiales para cada junta receptora de votos descansan en el Centro de Operaciones del Proceso Electoral.

Ante la incertidumbre de esta candidatura, María Eugenia Mijangos, magistrada del TSE, explica que hay un plan que se definiría este lunes para agilizar la impresión y permitir que el centro prosiga:

“Una de nuestras opciones es incluir al candidato de Fuerza en la papeleta y si en todo caso la Corte de Constitucionalidad no aprueba su candidatura, le colocaríamos un sello de anulado a la casilla. Así se manda ya a impresión”.

La voz de los colaboradores

Doris Osla, una empresaria que “disfruta” en el centro desde el proceso electoral de 2011, describe que el trabajo de este año ha sido distinto:

La verdad es que la papeleta presidencial es que se ha tardado. En los procesos anteriores, para estas alturas, dos semanas antes, ya la teníamos, y ahora tenemos que esperar”.

Igual opina Raúl Amezquita, uno de los 18 empleados con discapacidades visuales que se encargan de producir para los votantes ciegos las 314,850 boletas en braille, que representan el 0.6% del total, compuesto por 51 millones de papeletas.

“Este año ya tengo más práctica para transcribir, en sistema braille, el nombre del partido en las papeletas. Llevamos ahorita listas las boletas de la capital, Huehuetenango y Sacatepéquez. Siempre se mejora”, dice.

Son 18 personas con discapacidades físicas quienes producen las papeletas en braille para el próximo proceso electoral.

Según Cetina, el centro debe iniciar a entregar las cajas de insumos a cada junta receptora el próximo 9 de junio, una semana antes de los comicios. Cada embalaje incluye las papeletas, los sobres de documentación y los “kits” de útiles, que están listos desde el 29 de mayo e incluyen tinta indeleble, constancias de sufragio y otros materiales.

Este espacio abrió el 18 de marzo en el salón 8 del Parque de la Industria y allí se instalará el centro de cómputo el próximo 6 de junio. Si solo hay una vuelta presidencial, cerraría el 31 de octubre; pero si hay una segunda, continuaría abierto hasta el 31 de diciembre.