La Ministra de Salud, Amelia Flores, denunció el 15 de febrero ante el Ministerio Público la compra de pruebas falsas de Covid-19 a la empresa Kron Científica e Industrial.

El 25 de septiembre del 2020, el portal de Guatecompras reportó una adquisición por excepción de 30 mil pruebas Atila Biosystem por Q7.35 millones a dicha empresa para los hospitales Regionales de Zacapa, Huehuetenango y Chimaltenango.

Flores señaló que se debe investigar a los representantes legales de Kron, Luis Alfredo Arocha Bermúdez y Juan Pablo Arocha Urbin. Al igual que al actual viceministro del Deporte y la Recreación, Ronaldo Estrada Rivera, entonces Gerente General Administrativo Financiero de la cartera de Salud.

En un comunicado oficial, la empresa Atila Biosystem aseguro que el fraude fue perpetuado en el nivel local y que la empresa trabajará para apoyar al Gobierno de Guatemala. Atila agregó que la única venta realizada a Kron fue en junio de 2020 por 14 mil 400 pruebas.

Ante la situación, el viceministro Estrada asegura que la denuncia en su contra es espuria:

“Se me acusa de elaborar un documento de recepción de pruebas que no es real y por eso me acusan de estafador. Según lo que le entendí hoy a la abogada de la Unidad de Transparencia, no es que yo conspiré con la empresa. De lo que me acusan, es de conspirar con el bodeguero y la jefa administrativa: que yo tenía conocimiento de que el documento de recepción de pruebas era falso y por eso me acusan de fraude.”

Estrada asegura que el viceministro de Hospitales, Francisco Coma, autorizó la entrega de las pruebas directamente a los Hospitales de Chimaltenango y Huehuetenango, pues la bodega de la zona 7 no poseía la cadena de frío necesaria para almacenar las pruebas.

 Y agrega:

Si el proveedor nos haya dado gato por liebre, eso no es mi responsabilidad: es una responsabilidad personalísima de la empresa si nos quiso engañar o no. Yo en mi calidad administrativa superior, veo que mandan un documento emitido por el ministerio de Salud con otro montón de documentos. Yo no vengo y me pongo a ver si cada documento es auténtico, porque es un expediente de 400 páginas. La sección de compras analizó todo el expediente, estaba en orden. Se elevó a la Ministra para la aprobación del contrato y la Ministra aprobó el contrato.”

 La postura oficial la expone Patricia Letona, Secretaría de Comunicación Social de la Presidencia:

“(…) El Gobierno informa que es respetuoso del debido proceso en el que se incluye la presunción de inocencia y el derecho legítimo de defensa. Si existen indicios de la comisión de algún delito, es obligación de todo funcionario presentar la denuncia penal correspondiente, sustentando la acusación con la evidencia debida (…)”

 En 2019, Estrada fue candidato a concejal de la comuna metropolitana con la planilla del partido Vamos; y entre febrero y mayo del 2020, Estrada fue asesor del ministerio de Relaciones Exteriores, donde devengó casi Q115 mil.

 ConCriterio se comunicó con Kron Científica e Industrial, pero declinaron responder. Kron Científica e Industrial ha recibido Q71 millones en contratos con el estado desde 2005. De estos, Q22.8 millones corresponden a compras y adjudicaciones en el 2020.

La empresa vendió pruebas de Covid-19 al Ministerio de Salud en 7 ocasiones. Además de la compra denunciada, Kron proveyó de tests al Laboratorio Nacional de Salud, al Hospital de Cobán, al Hospital Nacional de San Marcos “Dr. Moisés Villagrán Mazariegos” y al Hospital General San Juan de Dios.

ConCriterio consultó a Stuardo Campo, jefe de la Fiscalía Contra la Corrupción del Ministerio Público, cómo se supo que las pruebas eran falsas, cuántas fueron aplicadas a la población y qué riesgo existe de que otras pruebas adquiridas por la misma empresa también sean fraudulentas, pero al cierre de esta nota no hubo respuesta.