En Guatemala superar el déficit de vivienda es un reto para las autoridades: un tema pendiente que se ha convertido en un drama humano para miles de familias.

Datos del ministerio de Comunicaciones Infraestructura y Vivienda (MICIVI) reflejan que en el país 1.6 millones de familias no tienen casa propia o la que tienen no reúne las condiciones mínimas para habitar; precariedad en los ingresos, falta de oportunidades laborales y falta de ofertas no permiten a la población mejorar sus condiciones de vida.

Actualmente los trabajadores agrícolas y no agrícolas devengan sueldos mínimos establecidos en Q2 mil 893 y Q2 mil 667, con estos sueldos las persona no podría calificar a un crédito para la compra de una vivienda tipo “C” las cuales en promedio se ofrecen por los desarrolladores inmobiliarios entre Q200mil y Q250 mil.

Alejandro Godoy, gerente de ventas de San Mateo Inmobiliario que ofrece viviendas tipo “B” en la zona 10 de Mixco dijo que en esa zona el precio de una casa supera medio millón de quetzales, uno de los requisitos es tener ingreso por arriba de los Q13 mil.

“Ofrecemos casas de 3 y 4 dormitorios, con precio de Q540 mil avalado por el FHA lo que nos permite enganches de 5%, las cuotas mensuales son de Q4 mil 500 mensuales y se solicita ingreso de Q13 mil”

Luis Estrada, de la Federación de Organizaciones para el desarrollo del Habitat Popular (Fodahp), recuerda que el déficit de vivienda en el país es una herida no sanada de eventos naturales pasados, que han provocado migración interna. Según él Estado no ha invertido adecuadamente para mitigar el problema.

El Estado siempre ha invertido poco, en 2017 son Q132 millones comparado Q400 millones que hubo en 2016, cuando lo que debiera invertir tendría que ser hasta Q1 millardo”

Agrega que lo que se necesita son políticas de Estado y menciona tres:

*Política de suelos: definir a donde se tiene que ir a vivir la población.

*Política de Financiamiento: el Estado debe facilitar créditos aunque el trabajador este dentro de la informalidad.

*Marcos legales: no puede haber política de suelos si no hay un marco legal que defina eso, puede pasar por ordenamiento territorial donde el Estado se ponga de acuerdo, el financiamiento puede ser internacional, privado o de los ingresos tributarios.

El presidente de la Comisión de Vivienda del Congreso de la República, el diputado, Julio Longo dijo que desde esa comisión se trabaja en varios proyectos que buscan facilitar la adquisición de vivienda en el país.

“Se busca agendar la Ley de Leasing para que las personas puedan rentar su vivienda con opción a compra, además, un Fondo de Garantías de US$ 200 mil, que permitiría que los inversionista puedan invertir con confianza al momento de que las personas adquieran su vivienda, también se impulsa una iniciativa de Ley de Interés Preferencial”

En el Congreso de la República se han presentado entre 2013 y 2016 cinco iniciativas de ley que buscan reformar la Ley de la Vivienda que fue aprobada en 2012.

 

Escuche la nota aquí