Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.
El Departamento de Defensa de Estados Unidos, ante las declaraciones del ministro de Gobernación, Enrique Degenhart, que sugieren que la suspensión de ayuda de Estados Unidos a Guatemala es pura especulación, aclara que no solo es real, sino además ese país analiza otros programas de apoyo al ministerio de Defensa de Guatemala.
     El ministro guatemalteco, durante una reunión multilateral con funcionarios de El Salvador, Honduras y Guatemala además de Estados Unidos, dijo el 27 de marzo, que los comunicados oficiales fueron mal interpretados, dado que la ayuda y cooperación entre ambos países se encuentra “en su mejor momento”.
     ConCriterio consultó a esa dependencia estadounidense y esta fue la respuesta literal de Johnny Michael, vocero del Departamento de Defensa.
     “A partir de agosto 31, 2018 los vehículos donados por el Departamento de Defensa a las Fuerzas de Tarea Interinstitucionales (FTIs) han sido usados repetidamente por el Ministerio de Gobernación de una manera que transgrede los términos y condiciones de las transferencias.
     “Por ahora, el Departamento de Defensa ha cesado la transferencia de equipos y la capacitación de las FTIs.  El Departamento de Defensa también está evaluando transferencias al Ministerio de la Defensa de Guatemala caso por caso, en el contexto de nuestra larga relación y esfuerzos de capacitación.
“El gobierno de Guatemala es un aliado y socio de los esfuerzos de seguridad de Estados Unidos en la región.
Sin embargo, el repetido uso incorrecto de los vehículos militares proporcionados por Estados Unidos, ha requerido una revisión del apoyo a programas de cooperación en seguridad.”
     Los jeep artillados J8, donados por Estados Unidos a Guatemala, para el trabajo conjunto en fronteras en combate a narcotráfico y crimen organizado se detuvieron delante de la sede de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) en agosto pasado, justo el día que el presidente Jimmy Morales anunció en una conferencia de prensa, junto con un grupo de militares y policías, que daba por concluido el acuerdo entre Naciones Unidas y Guatemala para el funcionamiento de dicha fiscalía internacional.
     Los carros, de tipo militar, también se detuvieron delante de la sede de la embajada de Estados Unidos en Guatemala. Y posterior al anuncio de cese de ayuda departe de los estadounidenses, el gobierno reunió los vehículos en la pista de la Fuerza Aérea Guatemalteca. El ministro Degenhart explicó que se trataba de un ejercicio para verificar el estado de los mismos esta semana en Honduras.
     Ante los requerimientos de congresistas de Estados Unidos ante el Gobierno de Guatemala, el Secretario de Inteligencia Estratégica, respondió al programa de Emisoras Unidas que este país podía devolverlos cuando así lo requirieran.