Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.

Mauro Guzmán, diputado de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) puso en jaque a Acisclo Valladares, Ministro de Economía, en una citación a la que fue llamado el funcionario para responder sobre la denuncia de espionaje en la compañía telefónica TIGO.

El congresista responsabilizó a Valladares sobre los señalamientos planteados por la extinta Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), que denunció al ministro de operaciones de espionaje mediante interceptaciones telefónicas, monitoreo y análisis comunicacionales, en chats o llamadas a políticos, empresarios y particulares.

Así reaccionó el diputado Guzmán:

¿Por qué me investigaron? ¿Por qué? Usted lo que tenía era una agencia de espionaje -y eso lo agrego yo- entre sus funciones era dar seguimiento en temas personales, en materia electrónica y lo perseguían físicamente a uno en motos. Otra de las funciones era hacer análisis -más grave- y llegar a conclusiones. ¿Pero quiénes eran sus clientes? Porque usted podrá tener intereses personales, pero tiene clientes y a mí me espió para ellos ¿quién lo contrató para darme seguimiento?

Guzmán, indignado sobre la situación, dijo que interpondrá una querella contra el funcionario.

Valladares se defendió y argumentó que él también fue víctima de la comisión internacional. Durante la citación que se llevó acabo este martes en la bancada PODEMOS el ministro repitió una 7 veces que los allanamientos de 2017 en su casa fueron ilegales. En su informe, la CICIG dijo que en las diligencias se obtuvo los indicios que revelaron el caso, pero Valladares insistió en la ilegalidad.

 Me parece inconcebible que dos años después del allanamiento aparezcan documentos, por los que deberían de haber accionado en su momento. Me parece una canallada, además de que hay delitos por la divulgación de la información. También quiero mencionar que las pesquisas en mi vivienda fueron ilegales por lo que accioné en su momento. Durante la práctica del allanamiento no se permitió la entrada del mandatario y no estuvo en presencia el interesado -él-, por lo que se violó lo establecido en la ley.

Increpa a Valladares

Pero el diputado Guzmán no dio crédito a las palabras del funcionario y la citación subió de tono:

Usted es una persona muy inteligente Ministro, y “disculpe que no le diga Señor, porque eso hay que ganárselo y no veo que se lo haya ganado”. Usted se preparó en primer nivel, se preparó en Harvard y el Estado debe sentirse orgulloso. Yo soy del Tecnológico: estudié ingeniería electrónica y comunicaciones -y por eso sé un poco-, se lo digo porque las personas que trabajan en inteligencia se vuelven viciosas.  Y me da mucha pena, porque usted tiene 4 denuncias y está bien apadrinado por condiciones propias o porque fue amigo del amigo que ahora está en la presidencia, pero no es aceptable que se metan en la vida privada de uno y que afecten a la familia.

Al concluir su intervención, el congresista responsabilizó a Valladares de lo que le pudiera pasar. Y ante los planteamientos del diputado, el ministro respondió.

No fui a Harvard, fui a Georgetown y lamento que me esté condenando sin juicio, esta no es una audiencia para esto. Entiendo lo que usted siente, como el resto de las personas que fueron expuestas, no por Acisclo Valladares, sino por CICIG. No tengo ninguna relación con ninguna agencia de investigación, de inteligencia o cualquier tipo, no he dado seguimiento a nadie, no me interesa.

Recrimina a CICIG

Luis Hernández Azmitia, otro diputado que según el caso  develado también fue sujeto de espionaje, se mostró menos enfadado con el Ministro y sus intervenciones fueron más para cuestionar el trabajo de la desparecida CICIG.

Me sumo a ese repudio, a mí también me han perseguido y las denuncias están planteadas en el Ministerio Público y la CICIG. Ahora concluir quién fue, no tengo la capacidad para hacerlo. Pero lo que estamos viendo, es una acción de una extinta Comisión -gracias a Dios- que no vi frutos de la misma.

Si existen violaciones en este caso por CICIG y si existen las evidencias tendrá que determinarse. Lo preocupante es que si esto ocurrió, ¿por qué sale hasta ahorita? Por qué no salen todas las denuncias que se han planteado.

En su planteamiento CICIG expuso que la compañía TIGO también dio seguimiento a las comunicaciones de integrantes del partido Semilla. Samuel Pérez, secretario General de la organización, comenta que aún analizan el caso:

Con el Comité Ejecutivo estamos tratando de obtener mayor información, no sabemos el estatus en el que se encuentra el caso: si existe denuncia formal o simplemente ha sido traslado de la información y, a partir de esa información, es como vamos a actuar, quizá presentando acciones legales si ese fuera el camino.

Juan Francisco Sandoval jefe de la Fiscalía Especial del Ministerio Público, en una comunicación vía chat afirmó que la unidad ya cuenta con la información presentada por CICIG y ya se hace una revisión del proceso.