Hay alarma en el Congreso de la República: surgen más contagios de Covid-19. Los números no son claros, las bancadas y la Junta Directiva son herméticos y señalan que se trata de un tema personal, que no debe ser divulgado. La bancada Similla confirmó que uno de sus diputados dio positivo a Covid-19 y ayer por la noche el Congreso confirmó que Alan Rodríguez presidente del Legislativo también dio positivo. En pasillos de Congreso se habla de al menos 10 congresistas más y a eso atribuyen su ausencia.

Ayer, para la ratificación del Estado de Sitio en municipios de Izabal y Alta Verapaz, 54 congresistas presentaron excusas para ausentarse, entre ellos los 7 diputados de la bancada Semilla que guardan cuarentena.

Puede haber una recomposición de votos por los contagios: sumas y restas. De momento el oficialismo tiene entre 90 y 95 votos señalan diputados.  Eso preocupa a algunos pues, es posible que el momento de ausencias por contagios, sea aprovechado.

Voto en casa

Alberto Sánchez, diputado de la bancada Semilla e integrante de la Comisión de Apoyo Técnico, cuenta que esta instancia tiene una propuestas para votar desde casa. Pero para eso se necesita una reforma a la Ley Orgánica del Organismo Legislativo:

“El panorama es complejo porque para poder emitir voto a la distancia tendríamos que hacer una reforma de ley porque no hay una metodología para que alguien que no esté en pleno pueda votar y sí creo que este nuevo brote de casos debe motivar a los cambios”.

La ley interna del Congreso establece dos formas de voto: a través de sistema electrónico o a viva voz en caso el primer método tenga fallos. Ahora se busca incluir el voto remoto.

El congresista señala que ya han tenido reuniones con diputados de otros países para conocer sus experiencias:

Creo que el gran problema acá es “cambiar el chip” muchos diputados son adultos mayores y algunos les da desconfianza la tecnología, les da miedo que se instale una aplicación porque creen que se pueden filtrar los datos y esos son los fantasmas que hay que espantar. El punto es que hay que tener madurez que tenemos que enfrentar la pandemia.

Sesiones fuera del Congreso

El primer paso se ha dado: esta Comisión presentó un prototipo de una aplicación tecnológica llamada “Mi Curul”. Shirley Rivera, diputada oficialista y presidenta de esta instancia, comenta:

“Algunos manifiestan que se va a poder votar desde la casa, pero eso sería en una segunda fase. La fase inicial es que nos podamos ir a cualquier lugar y desde ahí poder votar. Es decir, en lugar de llevarnos las computadoras de la curul nos llevamos el teléfono y ahí tendremos todo el sistema de votación”.

El Congreso podrá sesionar en cualquier lugar que no sea el hemiciclo -se plantea el domo de la zona 13- por cuestiones de distanciamiento. No obstante, en este momento los diputados podrán votar desde su celular, pero tendrán que estar presentes en el lugar de la convocatoria. Para el voto en casa es necesario los cambios a la ley.

Samantha Figueroa, diputada de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) fue notificada que era Covi-19 positivo, a través de una llamada de Allan Rodríguez, presidente del Congreso. Figueroa tiene dudas del manejo de la información y más cree que es parte de la estrategia de decir que hay casos positivos para retrasar la elección de jueces y magistrados.

“Entonces me dijo: se la voy a mandar -la notificación de positivo- por Whatsapp, me mandó una hoja donde decía positivo, pero no tenía ni firma ni sello, solo decía que era del hospital San Juan de Dios y al momento me asusté”. ConCriterio intentó hablar con Rodríguez, pero no respondió.

No obstante, la congresista dice que un día después se hizo otra prueba en un hospital privado y salió negativo. Hizo un test más y el mismo resultado. La diputada además se quejó que los resultados no son entregados al paciente, sino a los jefes de área, como en su caso. ConCriterio consultó con San Juan de Dios y el Ministerio de Salud, pero no respondieron.