Arranca el nuevo ciclo escolar y con este una diversidad de carreras que ofrece el sistema educativo, en particular los colegios privados. La Dirección General de Acreditación y Certificación (Digeace) del Ministerio de Educación (Mineduc) cuenta con un amplio catálogo de disciplinas educativas que suman 328. Algunas que llaman la atención:

  • Bachillerato en Cosmetología
  • Secretariado y bachillerato con orientación jurídica
  • Bachillerato en filosofía y teología
  • Perito Bancario y de Seguros
  • Bachillerato en Corte y Confección
  • Perito en mantenimiento electrónico de maquinaria textil
  • Perito en desarrollo de contenido digital y
  • Secretariado trilingüe

Verónica Spross, directora ejecutiva de Empresarios por la Educación, opina que el país debe priorizar las competencias del siglo 21 y analizar la demanda laboral para autorizar las carreras del nivel medio. En muchos casos, según ella, los jóvenes concluyen el diversificado, pero no consiguen trabajo:

Los centros educativos deben estudiar el potencial competitivo de su región, porque de eso dependerá en qué van a encontrar empleo los jóvenes o si también hay que formarlos para ser emprendedores, que sería otra opción porque hay regiones donde no se ofrecen empleos y los jóvenes tendrán que generar sus opciones laborales.

¿Hay docentes calificados?

Ante el amplio surgimiento de carreras a nivel diversificado, Diana  Brown, Directora Ejecutiva de la Asociación de Colegios Privados de Guatemala, plantea algunos cuestionamientos:

Siempre el problema es el docente, para tener esa variedad de carreras hay que tener los docentes con experiencia y calidades. Y la pregunta es ¿quién está impartiendo la materia de tanta carrera? y cuál es el nivel educativo para que el estudiante salga capacitado.

Spross refuerza en la necesidad de desarrollar la infraestructura adecuada:

Por ejemplo, hay centros que si tienen formación técnica como Intecap y Kinal que sí cuentan con esas posibilidades para que salgan con formación laboral paralela y eso es positivo.

Inglés es clave

La formación en idioma inglés es fundamental, añade Spross, ya que ofrece competencias clave para los estudiantes:

Si tienen un nivel de inglés alto, según el estándar europeo, pueden obtener un buen trabajo en los centros de contacto, pero dependerá de la formación adecuada y de calidad.

Brown concluye que muchas de las  disciplinas que se imparten ahora no  implicarán precisamente una oportunidad de trabajo para el estudiante, ya que los espacios están reservados para universitarios en formación:

Estas carreras solo le dan las orientaciones, son puros pincelazos de lo que es una profesión; por ejemplo los que son bachilleratos con orientación únicamente le va a servir para que el alumno se dé cuenta si le gusta y continuar estudios universitarios.

En un informe de 2013, la Unión Europea indicó que hay un segmento a desarrollar  y que los esfuerzos educativos en el país deben enfocarse en áreas como: agricultura, mercadeo, construcción, textil, industrias alimentarias, informática y telecomunicaciones y turismo.