La desnutrición Crónica en Guatemala afecta a uno de cada dos niños menores de 5 años, la prevalencia de la enfermedad es de 46.5 %; mientras que de desnutrición aguda es de 0.7 %, aunque de acuerdo con el Sistema de Información Nacional de Seguridad Alimentaria Y Nutricional (SIINSAN) en los cuatro años de la última gestión, los casos por desnutrición aguda se incrementaron en 1.34%. La institución, además reporta en 2019, 77 muertes por este padecimiento, no publica los datos de decesos por enfermedad crónica.

El nuevo gobierno se ha fijado la meta de reducir la desnutrición en seis puntos porcentuales en niños menores de 5 años, con la implementación de la “Gran Cruzada Nacional por la Desnutrición” que se enfoca en 114 municipios y 10 departamentos e incluye 5 prioridades:

  • Prevenir la enfermedad mediante el fortalecimiento a la atención primaria en salud.
  • Reducir la morbilidad y mortalidad materna e infantil.
  • Fortalecer todos los servicios básicos de salud.
  • Prevenir padecimientos infecciosos y crónicos.
  • Acceso y disponibilidad de alimentos.

Francia Tercero, especialista en investigación socioeconómica de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) resalta que las nuevas autoridades retomen la institucionalidad y oferta programática existente; señala que ha sido importante el papel del Ministerio de Agricultura con los Huertos Familiares, el Ministerio de Desarrollo con los programas sociales y la asistencia alimentaria que proveen, sin embargo:

 “Pensar en seguridad alimentaria no significa en asistencia alimentaria”

Otro punto que reconoce es que ahora los recursos para alimentación en las escuelas se estén orientados a niños menores de 5 años.

Esta nueva cruzada tiene un plan de mejorar la alimentación escolar, pero en los niños menores de 5 años a través de los programas de estimulación temprana en primera estancia y a nosotros nos parece positivo porque se pretende llegar al a población a la que se debe llegar para evitar la desnutrición crónica.

En 2019 los fondos asignados a la lucha conta la desnutrición fueron de Q5.5 millardos, no obstante, ese año la ejecución fue de 90.5 %. El vicepresidente Guillermo Castillo quien está a cargo del tema, dijo la semana pasada que con la readecuación presupuestaria que se lleva a  cabo el gobierno espera se puedan aumentar los recursos para fortalecer la iniciativa; así mismo mencionó que se planea reenfocar la cooperación internacional para el combate a la desnutrición.

Unen esfuerzos

Desde el Congreso los integrantes del Frente Parlamentario Contra el Hambre dicen estar dispuestos a unir esfuerzos y apoyar la Cruzada por la Desnutrición, esto incluye la ampliación de presupuesto que llevará el Ejecutivo, así lo dijo el diputado Jairo Flores, presidente de esta instancia:

Para que logre sus objetivos y vamos a gestionar de manera política y financieramente; en uno de los incisos dejamos establecido el tema de la fiscalización. Vemos que los objetivos que se planteó esta administración son más realistas que el gobierno anterior que no fueron cumplidos porque se propuso disminuir 10 puntos porcentuales la desnutrición infantil y es casi seguro que no lo cumplieron lo que pasa es que no hay mediciones.

Además, se impulsarán tres iniciativas: Ley de agricultura familiar, ley de alimentación saludable, ley de prevención de pérdidas y desperdicios de alimentos.