Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.

Se veía venir. Y ocurrió ayer: La naviera trasnacional Maersk y Sealand anunció el cierre de sus operaciones en el Puerto Santo Tomás de Castilla, a la vez que informó del traslado de atraco de sus barcos en el Puerto Barrios.

En un comunicado la empresa dijo que el cambio obedece a la necesidad de “satisfacer las necesidades de sus clientes”, además de que la ubicación del Puerto Barrios ofrece acceso rápido hacia el interior, tanto para las importaciones como para las exportaciones. En el documento resaltaron que ese Puerto “cuenta con procesos y equipos de aduanas que agilizan el procesamiento de los contenedores”, lo cual no encontraron en Santo Tomás. Y esto lo confirma Fanny de Estrada, directora de Relaciones Interinstitucionales de la Asociación Guatemalteca de Exportadores –Agexport-

“No se van porque ellos quieran irse de Guatemala sino porque el funcionamiento del Puerto ya no permite que operaciones sean ágiles, se están volviendo muy costosas debido a las colas y es grave porque es el puerto por donde sale el 33 por ciento de la carga; sin embargo, es el resultado muy largo de abandono del puerto: los barcos ya no caben, la maquinaria se ha vuelto insuficiente, hay descoordinación entre las instituciones”.

Walder Velásquez, Presidente de la Gremial de Gestores Aduaneros, mostró su preocupación ya que dijo que el siguiente paso de la naviera es dejar Guatemala, pues asegura que al igual que la Seaboard Marine, ya están descargando en el Puerto Cortés, Honduras.

“Definitivamente la pérdida es millonaria, no solo para la Empresa Portuaria Santo Tomás de Castilla, sino para todo Izabal, ya que si la carga se va para Puerto Cortés muchos se quedarán sin trabajo. Ya anunciaron recorte de personal en Maersk, Seaboard y hasta Empresa Portuaria”.

¿Qué ventajas tiene Puerto Cortés, en Honduras, y que ofrece?, Rodolfo Sierra, Vicepresidente del Consejo de Usuarios del Transporte Internacional de Guatemala –Cutrugua- responde:

Tienen procesos más estructurados, tiempos exactos, equipos más modernos. Honduras ha hecho inversiones muy importantes y ha superado por completo lo que los puertos de esta región han realizado para poder atraer a estas navieras y ofrecen mejoras, valores agregados y eso hace que se busque la mejor opción.

El temor, dice Fanny De Estrada, que como efecto dominó las navieras decidan ya no atracar en Santo Tomás.

“Lo que pasa es que serían 75 kilómetros más los que tendríamos que conducir para llegar a ese Puerto Cortés, hay que pasar una aduana y otros procesos”.

Las principales importaciones que atiende Maersk son: resinas, productos químicos, papel, minería y metales y carne congelada, así como exportaciones a los EE. UU. de productos agrícolas como frutas frescas, silvicultura, productos automotriz, productos químicos, textiles y vestimenta.

En 2017 los Puertos Santo Tomás, Puerto Quetzal y Puerto Barrios, recibieron 1.4 millones de tonelada métricas de carga, 23 por ciento menos que en 2016. El puerto que con la mayor descarga el año pasado fue, Santo Tomás de Castilla con 318 mil toneladas métricas.