El año viejo se llevó la mitad de su salario, en 2021 ¿volverán a ganar lo mismo?

El año viejo se llevó la mitad de su salario, en 2021 ¿volverán a ganar lo mismo?

Escrito porHenry Bin

Periodista y aprendiz de la vida...

18 Dic, 2020

El 2020 cerró con 30 mil denuncias ante la Inspección General de Trabajo del Ministerio de Trabajo y Previsión Social. Una de las quejas recurrentes fue la reducción del salario con la pandemia y, a pesar de la reactivación económica, no se restituyó.

En el 2020, para contrarrestar los contagios de la pandemia, el Gobierno ordenó suspensión prolongada de las actividades productivas y esto obligó a las compañías a replantear sus operaciones: hubo despidos, suspensiones laborales y reducción de salarios.

El trabajador de una empresa, quien pidió omitir su nombre y el de la corporación, denuncia que en mayo les rebajaron el 15% de su salario:

“Se nos notifica que habrá cambios debido a la pandemia, el contrato sufrió modificaciones legales: era aceptar o nos íbamos. Son variantes al salario base con descuento del 15%, al principio y antes de firmarlo, aceptamos temporalmente. Creímos que iba a ser de 6 meses, pero la compañía justificó que tuvo grandes pérdidas, aunque hay que resaltar que la empresa no dejó de operar, estuvimos trabajando los turnos normales”.

Los trabajadores de esta corporación parecen resignados y se olvidan de ganar el antiguo salario: no hay un equilibro entre patrono y trabajadores y no lo vi justo, la pandemia no se sufrió igual.

María Isabel Salazar Urrutia, viceministra de Administración de Trabajo, enfatiza que los derechos del trabajador pueden ser aumentados más no disminuidos:

Si hubo ausencia de voluntad, al verificarse esa ausencia, es nulo -ipso jure- todo aquello que disminuya las condiciones del trabajador. Es legal siempre y cuando haya acuerdo y que sus derechos no sean vulnerados por debajo de los derechos mínimos: jamás podría aceptar condiciones por menos del salario mínimo; si fue sujeto de presión, siempre queda abierto el mecanismo de la denuncia para la verificación de esos derechos.

 

Contrato a tiempo parcial

La redacción de ConCriterio recibió la denuncia de otro trabajador. Él trabaja para Frape S.A, -franquicias pizzería Al Macarone-:

Cuando empezó la pandemia, cerraron los restaurantes y en septiembre nos dijeron que íbamos a firmar un nuevo contrato, con este solo íbamos a trabajar 54 horas a la semana a Q11.27 la hora, más la bonificación de ley que son Q250; pero en total son Q858 al mes y uno de papá sigue pagando colegio, la casa y la comida. Antes ganaba Q3 mil y nos ayudaban con Q100 en comida, pero a ganar solo Q858.

ConCriterio tuvo a la vista el “Contrato Individual de Trabajo Parcial” firmado por estos estos trabajadores, en el cual se establece que solo serán 7 días de trabajo y las jornadas serán de 9 horas diarias lo que significa

En un chat con los trabajadores, Ana Lucia Vargas, gerente general recuerda que en septiembre empieza la nueva modalidad de trabajo, y “que deben cumplir con lo pactado, de lo contrario se tomará como abandono laboral”.

ConCriterio contactó a Vargas vía telefónica y no emitió opinión, posteriormente en un correo respondió que:

“En su momento, algunos trabajadores hicieron el requerimiento de laborar en diferentes jornadas, acordando así el pago de salarios en forma semanal y de común acuerdo, sin violentar sus garantías mínimas y dentro del marco legal (…) figura que se utilizó para darle la oportunidad a percibir otros ingresos en diferentes empresas, respetando los derechos de salarios prestaciones.  Situación que fue mejorando paulatinamente, con el fin de regresar a corto plazo a la normalidad”. 

La viceministra de trabajo dijo que revisarán estas denuncias y agregó que  la ley laboral permite alterar las condiciones laborales bajo acuerdo o por autorización del Ministerio:

“Eso ¿qué quiere decir? Que el empleador puede venir y decir: yo ya no puedo pagar los mismos salarios porque mi situación económica no me lo permite; pero tiene que desnudar su situación financiera ante la autoridad, nosotros verificamos y a raíz de eso podría derivarse una variación de condiciones; pero si no hace esto, lo que tiene que mediar es una voluntad con el trabajador. Si esto tampoco se da, no es viable el cambio de condiciones mediante ningún sentido”.

 

Restitución salarial

Angelica Rodríguez, asistente de gerencia en Canella S.A, una empresa distribuidora de motos, carros y computadoras, también recibió en abril la noticia de que quedaría en suspenso el pago de la bonificación de Q500 que compensa su salario, durante cuatro meses -abril a julio- no recibieron ese aporte extra:

En agosto fue sorpresa, incluso yo dije: de repente la empresa va a dejar así los sueldos, pero el gerente financiero habló a los gerentes y les dijo: miren, este mes ya pagamos completo y se les va a dar una bonificación.

Los trabajadores recibieron una bonificación que cubrió el dinero no recibido durante los cuatro meses.

“Para nosotros fue alegría: al final no nos redujeron el salario, fue como un ahorro”.

Durante la pandemia 191 mil empleados de 17 mil 507 empresas fueron suspendidos temporalmente y beneficiados por tres meses con aportes económicos equivalentes a un salario mínimo.