Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.

Cada día se estima que unos 800 guatemaltecos dejan el país en busca de mejores oportunidades en los Estados Unidos. Son los cálculos del padre Mauro Verzeletti, director de la Pastoral de Movilidad Humana de la Conferencia Episcopal.

Basta realizar una llamada para iniciar el camino hacia Unión Americana. En un ejercicio periodístico, este reportero llamó, como lo haría una persona con intenciones de viajar, pero sin documentos. En la comunicación telefónica, un traficante de indocumentados, un coyote, comentó que el viaje cuesta Q70 mil por persona y explicó qué incluye:

A la hora de salir de acá -Guatemala- se les pide Q15mil que incluyen: hospedaje y comida -menos ropa-, además, se paga cuota a la mafia para que no los secuestren y les hagan daño -esta está incluida en el costo total-.

Se hace otro pago de Q10 mil en la frontera México-Guatemala y el resto, cuando ya está asegurado el trabajo.

La ruta no está definida, explica el traficante, todo depende de la fecha cuando se quiera viajar y algunas variantes que puedan surgir:

 “El recorrido se hace en carro, autobús, motos o dependiendo…”

Los Q70 mil aseguran la llegada al destino, afirma el coyote, si la persona es detenida por migración, tiene la garantía de hacer los viajes necesarios hasta que ingrese a los Estados Unidos.

Este servicio no es el único que ofrece el hombre. Hay especiales para mamás con hijos menores: económicos y más efectivos, dice:

 “Cuando alguien lleva a un menor se le puede entregar a migración para que le salga más económico, ¿cómo es ese trámite? Debe tener a alguien que responda por ella en EE. UU y ella se va a entregar a la frontera México- Estados Unidos y en este caso le cuesta a cada uno Q23mil”.

Las salidas se programan cada 15 días y cada traficante está a cargo de entre 5 y 8 personas; el tiempo estimado de llegada a la unión americana es de 12 a 18 días. Si hacemos cuentas, en 15 días cada coyote puede generar Q350mil en el supuesto que cada uno realice 12 viajes al año, los ingresos serían de Q4.2 millones, para cada traficante.

Desde 2015, la legislación guatemalteca castiga con penas de 6 a 8 años de cárcel a quienes faciliten o promuevan el tráfico ilegal de personas.

Ayer la Fiscalía contra la Trata de Personas del Ministerio Público desarticuló a una estructura conformada por nueve personas dedicadas a este ilícito, la banda criminal, según investigacones, movilizó a unas 800 personas hacía los Estados Unidos y en un año obtuvieron ganancias de al menos Q70 millones.

Mauro Verzeletti, de la Pastoral de Movilidad Humana, señala las autoridades estadounidenses, aunque han sido más drásticos en las fronteras no pueden detener el fenómeno de las migraciones, sin embargo, señala que la patrulla fronteriza de EE. UU detiene a diario a unos 5 mil indocumentados en sus fronteras. De acuerdo con las estadísticas de octubre 2018 a la fecha las autoridades migratorias han detenido a 160 mil guatemaltecos. Las causas de la migración no cambian:

La falta de trabajo, violencia y coyuntura sociopolítica no evoca confianza en la población.

En mayo 2018 el Tribunal de Mayor Riesgo “A” condenó a nueve coyotes a penas de ocho y 16 años de prisión inconmutables por haber sido hallados culpables de tráfico ilegal de personas.

“Coyotes” ganan millones de quetzales con el tráfico de personas