El 13 de octubre 2019 venció el periodo de los magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSS) y Corte de Apelaciones (CA). El nuevo poder judicial entrará con más de un año de retraso a su gestión, la cual culminará el 13 de octubre 2024.

El proceso fue convulso desde que arrancó en febrero 2019: un amparo anuló la convocatoria de elección y de ahí, una lluvia de acciones legales hizo intermitente el proceso. Fue hasta el 20 de febrero que el Congreso de la República recibió las nóminas de candidatos, pero el 26 de febrero la Corte de Constitucionalidad (CC) detuvo de nuevo la elección por una investigación de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) que develó la interferencia de Gustavo Alejos, operador político de Sandra Torres y acusado en 5 casos de corrupción, en la selección de candidatos.

El 06 mayo de este 2020, la CC ordenó continuar, pero los diputados del oficialismo y sus aliados hicieron lo suyo: relegar la elección hasta el último punto.

Ayer el pleno fue convocado y se inició la elección, pero el oficialismo con 89 votos programó la elección conforme a su plan: elegir los 135 magistrados titulares y 90 suplentes de las salas de apelaciones y dejar de último la elección de los 13 magistrados y 13 suplentes de Corte Suprema de Justicia.

Walter Felix, diputado de URNG:

 No se está cumpliendo con la resolución de la CC, que establece que se debe elegir primero a la CSJ.

Yolanda Pérez, exjueza y expresidenta del Colegio de Abogados:

Es la cronología de una muerte anunciada, de una justicia que ha estado agonizando durante décadas y ahora pretenden exterminar y volverla a hacer dócil a todos los mandatos externos. La justicia perdió su independencia.

El oficialismo, aunque ayer demostró que no tiene mayoría calificada -107 votos- sí confirmó que lleva la batuta de la elección se mueve a su ritmo. Y Pérez, la exjueza, solo tiene una lectura:

Van a elegir a los que ya están designados y eso significará que no tendremos Corte. Será un sistema de justicia de utilería.

Los diputados como Manuel Conde del PAN, aliado del oficialismo, se lava las manos del retraso:

El retraso empezó con el rosario de amparos interpuesto desde el momento que inició… no modificamos el acuerdo.

Julio Ixcamey, diputado de la Unidad Nacional de la Esperanza, propuso cambiar el modo de elección, apegado en la resolución de la CC, para elegir primero magistrados a CSJ, pero su propuesta apenas recibió 50 votos de los 81 que necesitaba.

“Hemos demostrado que no nos interesa el procedimiento fijado por la CC. Aquí lo único que se pretende es ver intereses personales”.

La CC debe llenar la magistratura titular vacante de Bonerge Mejía, quien murió en septiembre por Covid-19, la vacante es para finalizar el mandato a abril 2021. El cupo corresponde al Colegio de Abogados y uno de los candidatos es el juez Mynor Moto, jurista cuestionado por sus resoluciones que han favorecido a intereses de funcionarios y exfuncionarios.

María Eugenia Villaseñor Velarde, exmagistrada y doctora en Ciencias Penales, apunta justamente a que hay un juego de intereses: a paso de tortuga con la elección de Corte Suprema y como libre el proceso de magistrados a CC.  Y apunta que lo que se busca son magistrados a la medida:

Estas mismas fuerzas ocultas en el poder, nos vedan el derecho para ser elegido. Una anécdota personal, un personaje político me dijo: jueces como usted no queremos.

Villaseñor Velarde añade que las convocatorias muchas veces están arregladas: Es tan corto el tiempo para preparar un currículo y lo va a presentar solo el que ya tiene noticias de que en tal fecha se va a abrir la convocatoria.

En la sesión de miércoles fuer trámite: leer la sentencia de la Corte de Constitucionalidad, el listado de candidatos y señalamientos a ciertos candidatos.