Bien podría ser el papá Noel del Congreso de la República, aunque no tiene barba, pero su pelo ya pinta algunas canas: tiene 68 años y 27 años de ser diputado. Es el congresista más añejo: se trata de Arístides Crespo, quien un representante de la vieja política y no precisamente por su edad. Al igual que otros señalados de actos corrupción, ha evitado a toda costa que la justicia lo alcance.

“Estamos a disposición de ponernos ante de la justicia en cualquier momento”

Esa frase fue pronunciada por Crespo el día que se presentó voluntariamente a la justicia, luego que se le retiró la inmunidad. Para eso debió transcurrir 1 año 5 meses ya que el diputado, señalado de contrataciones ilegales en Organismo Legislativo, en el caso Plazas Fantasma, accionó en 16 ocasiones, hasta que la balanza ya no pudo con retrasos y cedió: se le retiró en octubre la inmunidad y se dictó arraigo. Aún sigue libre.

¡Depuración al Congreso ya! ¡Depuración al Congreso ya!

Esa arengas coreaban los guatemaltecos el 15 de septiembre frente al Congreso de la República, mientras que el diputado Orlando Blanco, con solicitud de antejuicio, señalado de financiamiento electoral ilícito, respondía así: “Nosotros estamos muy tranquilos”

Sí, él también es de los congresistas que han puesto obstáculos a la justicia, recusó al juez pesquisidor, Eduardo Galván Casasola, bajo el argumento que sostienen diferencias ideológicas; la recusación fue rechazada. Blanco aún hace oídos sordos a las citaciones del juez. Su última maniobra: una acción de inconstitucionalidadque logró retrasar su caso hacia 2018. En cuatro meses desde que se solicitó el retiro de la inmunidad su discurso cambió, así se expresó días después de aquel 27 de agosto.

“Vamos a acudir con el juez pesquisidor para presentar las pruebas de descargo correspondientes como debe ser, cada persona a la que se le señala de algo debe acudir a donde corresponda para desvanecer esos señalamientos”

Blanco fue Secretario General de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) en las elecciones de 2015, época en la según el Ministerio Público y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) no se reportaron todos los ingresos de campaña.

LIDER tampoco reportó el financiamiento, el diputado Roberto Villate estaba a cargo de ese partido, cancelado por sobrepasar el techo de campaña.

“Yo podría decir ya hay vientos nuevos”

Quizá se refiere a nuevos aires en el sistema de justicia, pues hace dos días la jueza pesquisidora Anabella Cardona rechazó la recusación que el diputado planteó para apartarla del proceso. Así lo dijo la juez.

“Y la misma se rechazó in limine por frívola e improcedente y se le cita para el día 21 de diciembre del 2017”

“Para todo hay tiempo, tiempo de trabar, tiempo de sembrar tiempo de cosechar”

La última frase es del congresista Villate. Habrá que esperar para ver cuál será el tiempo de la justicia en 2018 y cuál será la cosecha de los diputados.

Escuche aquí la nota