Los diputados del Congreso de la República fueron convocados a trabajar el próximo sábado en su tarea más complicada: elegir la Junta Directiva 2018-2019. Una faena para ellos, cuando solo faltan 3 días para la elección, ningún candidato parece levantar el vuelo, las fuerzas están débiles; los bloques legislativos, fragmentado; y las bancadas, divididas.

Manuel Conde, el último candidato que figuró para presidir la Junta Directiva, fue un debut  despedida. Tanto en las noticias como en las redes sociales se multiplicaron las notas negativas hacia él.

Hay diputados como Carlos Chavarría, subjefe del bloque Creo, que afirman que no ha surgido la planilla que convenza  a la mayoría de congresistas, a la población y tampoco a Estados Unidos:

“Está claro que ya salió un pronunciamiento de Estados Unidos, de la comunidad internacional sobre la importancia u obligación que el Congreso tiene de hacer una buena planilla comprometida con la lucha contra la corrupción y con Guatemala”

El lunes, mientras Manuel Conde atendía medios y afirmaba sus intenciones para presidir el Organismo Legislativo, el embajador estadounidense, Luis Arreaga, exhortó al Congreso de la República a elegir una Junta Directiva comprometida con la transparencia y advirtió que, de lo contrario, se vería afectada la cooperación de Estados Unidos hacia Guatemala. Nineth Montenegro interpreta las palabras del diplomático:

 “Más claro no pudo haber hablado el embajador, fue muy contundente y ojalá los candidatos respondan a esas expectativas porque al final el no hacerlo va a redundar solo en aspectos negativos para el país”

Hay más presión, aunque los diputados solo buscan su cuota de poder y eso ha generado división y falta de consensos según el diputado Chavarría.

 “Muchos hablan que tienen que tener representación de todos los partidos ¿pero eso en qué beneficia?, lo que se necesita es trabajo, compromiso”

Y cuando la candidatura de Conde caía en picada, se levantaba la de Álvaro Arzú Escobar, hijo del alcalde capitalino, Álvaro Arzú Irigoyen. Una opción que rápidamente generó reacciones en la opinión pública: el alcalde se encuentra en proceso antejuicio, bajo sospecha de corrupción, en un caso presentado por el Ministerio Público y CICIG. La Diputada, Sandra Morán

“Habría un seguimiento por debilitar la CICIG, por debilitar el avance que hemos tenido en la justicia, y la cooptación del Estado, eso es lo que se busca”

Los candidatos a la presidencia se han enlistado desde octubre: Óscar Chinchilla, actual presidente, Boris España de Movimiento Reformador y Julio Ixcamey de la UNE. Ninguno ha presentado la integración de su planilla y eso genera desconfianza. Nineth Montenegro.

 “No puede haber un candidato solo, tendría que haber planilla y esas no las hemos visto, en ese sentido ya definimos como partido no apoyar a ninguno en virtud de que desconocemos quienes son los que lo acompañarían, entendiendo que es un cuerpo colegiado”

El jefe del bloque Viva, Juan José Porras, señaló también ese mismo defecto: no hay claridad en quiénes acompañarán a los candidatos a la presidencia.

 “Si nosotros no encontramos algo idóneo, no vamos a votar. No nos vamos a prestar para apoyar alguna candidatura si no tiene los apoyos necesarios y con los que se vaya trabajar una agenda de país”

De no lograr los consensos necesarios  antes del 14 de enero, el Congreso deberá consultar a la Corte de Constitucionalidad, para que la alta corte de instrucciones cómo proceder.

En diciembre pasado la única planilla que fue sometida a votación fue la de FCN-Nación, que postuló como presidente a Francisco Tambriz de Alianza Ciudadana, sin embargo el intento  fracasó, solo obtuvieron 65 de 80 votos requeridos.

Escuche la nota aquí