Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.

El Registro de Ciudadanos del Tribunal Supremo Electoral cometió dos errores en el proceso de inscripción de candidatos y salió al paso a aclarar uno de ellos:

El primero: el colador dejó pasar una inscripción que no debía, se trata la candidatura del diputado tránsfuga de Baja Verapaz, Rudy Pereira,  elegido en el 2015 por la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) y buscaba ser reelecto por el FCN-Nación.

Leopoldo Guerra, Director del Registro de Ciudadanos explicó que un fallo en los controles de inscripción permitieron esta candidatura la cual debió ser revocada.

 “Después de los comentarios que se manifestaron en todos los medios, hice una revisión personal del expediente y pude constatar que las personas encargadas de revisar los documentos omitieron analizar el contenido del artículo 205 ter. –que prohíbe el transfuguismo-, además no se analizó el acuerdo 2015 del TSE, mediante se le adjudicó el cargo, por lo que se le revocó la inscripción”.

Segundo error, pero que no fue reconocido, fue  la inscripción para reelección del diputado Carlos Chavarría del partido Creo. En los registros oficiales de candidatos inscritos aparece su nombre; sin embargo, Guerra dijo que no se trataba de un fallo como el caso de Pereira, pero también  se le negó la inscripción porque no fue postulado por el partido que lo eligió.

Así mismo comentó la denegatoria de inscripción de otros aspirantes del FCN-Nación:

“A la señorita Sandra Patricia González, Mario Fermín de León Ramírez, que fueron postulados por partido diferentes a los que los eligieron en el años 2015” 

Candidato presidencial omitió información

La candidatura presidencial de Mauricio Radford del partido Fuerza, también quedó sin efecto por omisión de datos del candidato:

“De conformidad con un informe emitido posterior a su inscripción, rendido por la el licenciado Juan Francisco Sandoval de la FECI, señala que se encuentra ligado a proceso por el delito de abuso de Autoridad y goza de medida sustitutiva desde el año 2010. Y estos hechos fueron omitidos en su declaración jurada. Y como consecuencia, hemos denegado su inscripción como candidato a la presidencia”

Los criterios del registrador han llamado la atención principalmente porque fu inscrito el diputado José Armando Ubico quien busca su reelección con  el partido  TODOS. Ubico fue condenado  en 2003 en EE.UU a 46 meses de prisión y tres años de libertad condicional por tráfico de drogas. Sobre esta inscripción Guerra respondió:

Yo no tengo ninguna información. La FECI no me rindió nada sobre esto y, una unidad especializada en temas internacionales y tampoco reportaron sobre eso.

Un expresidente exconvicto y un exdiputado en la cárcel

Alfonso Portillo, expresidente de Guatemela, va en la fila con su expediente: también en busca de una curul. Él, al igual que Ubico, fue condenado en EE.UU por conspiración para lavado de dinero. En este caso Guerra lo tiene claro:

En el caso de Portillo ya se sabe cómo se resolvió hace 4 años. En 2015 el TSE le negó la inscripción por falta de honorabilidad.

Otro caso es el del exdiputado Guillermo Sierra Sierra, quien actualmente guarda prisión provisional en Alta Verapaz, acusado de financiamiento electoral ilícito. Es otro que espera ser inscrito, pero Guerra comentó que la FECI también traslado información del aspirante para que el delegado departamental evalúe si valida o no su inscripción.

José Carlos Sanabria, experto en temas electorales de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (ASIES), considera que las autoridades deben garantizar que los criterios de inscripción sean adecuados para evitar que se cometan errores:

 “Que establezcan criterios generales, homogénea, que se aplique de manera correcta, no solo bajo una perspectiva positivista de la ley, sino que permita incorporar el espíritu de la norma”

La fecha límite de inscripciones es el 17 de marzo, de momento 5 mil 400 candidatos han sido inscritos.