Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.

Mientras los candidatos a la Presidencia del país buscan el voto decisivo que los llevará a la máxima magistratura, paralelamente en Guatemala se desarrolla otro proceso electoral y no menos importante: se trata de la elección de los abogados que elegirán a jueces.

Del listado de postulados el Congreso de la República elegirá a 13 magistrados a la Corte Suprema de Justicia (CJS) y 225 para Cortes de Apelaciones entre titulares y suplentes.

Las actuales elecciones del Colegio de Abogados y Notarios de Guatemala (CANG) presentan algunas particularidades: nunca había participado tantas planillas, en total son 21 y no todos los rostros son conocidos.

Carmen Aida Ibarra, directora del Movimiento Projusticia, una organización que da seguimiento a la elección tiene una respuesta sobre estos aspectos:

La característica es que los tigres mandaron a muchos desconocidos a las planillas, pero los grandes están o prófugos o con prisión preventiva o agazapados detrás de los listados.

Sobre la alta participación, Ibarra cree que en algunos casos, las planillas solo son tentáculos de otros participantes:

La estrategia ha sido colocar gente en distintas planillas, les están apostando a ganar muchos escaños desde diferentes listados y ya estando en las Comisiones tener un grupo armónico.

Los magistrados de Salas de Apelaciones, por ejemplo, fue establecer acuerdos entre planillas, comenta Ibarra:

El Instituto de Magistrados convocó a la Asamblea de Magistrados de la Corte de Apelaciones a elegir. Hubo una negociación entre grupos que hay en el seno de la Corte entonces se reunieron y acordaron una planilla única para controlar la identidad y el número de escaños que va a tener cada grupo de los 12 que se tienen que repartir entre ellos.

Y los 5 magistrados que participaron la negociación fueron: Gilma Valladares, Estuardo Castellanos, Zonia Santizo, Mauricio Corado y Jenny Alvarado.

Todos quieren su cuota de poder en la justicia: jueces y magistrados, abogados, empresarios y defensores de derechos humano.  Ibarra comenta que los últimos dos grupos  tiene presencia en la actual elección.

Marta Altolaguirre a quien se le vinculada con el sector empresarial ocupa la casilla 3 de la planilla 9 a Corte de Apelaciones, al consultarle si representa al sector económico responde:

Hay algunas personas que sí tienen comunicación con empresas de sus familiares, pero lo que le puedo asegurar es que principalmente somos profesionales, apegados a las normas, creemos en los derechos individuales, a las transacciones y el respeto a la propiedad privada y lo que queremos es que se aplique la ley apegado a la Constitución.

ConCriterio intentó contactar con otras planillas, pero no fue posible.

De los 21 listados inscritos  suman 252 candidatos de los cuales se tendrán que elegir a 24 comisionados, 12 para Corte Suprema de Justicia y un número igual para Corte de Apelaciones. La elección se llevará a cabo el próximo viernes 26 de julio.