Guía para entender el dilema

La elección de magistrados para la Corte Suprema de Justicia y Corte de Apelaciones atraviesa el valle de la incertidumbre. Son dos caminos los que se abren hacia el desenlace de esta atropellada elección de las altas cortes del país: seguir o detenerse. 

Ya es claro quiénes eligen la ruta de continuar y quienes optan por hacer el alto. Allan Rodríguez, presidente del Congreso, por ejemplo, continúa como si nada hubiese pasado: escucha a los candidatos y sus proyectos de trabajo. Mientras tanto, Consuelo Porras, Fiscal General, solicitó al máximo tribunal detener ese proceso ante las revelaciones del último caso de corrupción presentado por la Fiscalía Especial.

ConCriterio responde a las preguntas básicas en torno del proceso: 

¿Qué generó duda?

  • Una investigación realizada por la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) la semana pasada descubrió que Gustavo Alejos, el exsecretario privado del presidente Álvaro Colom, bajo investigación en 5 casos por cargos de corrupción, se reunió con actores claves del proceso de selección a magistrados: jueces, aspirantes a magistrados, diputados y comisionados electores. Las juntas se celebraron desde una clínica ginecológica ubicada en la zona 2 mientras donde supuestamente convalecía (una jueza autorizó su salida de prisión bajo esta excusa).
  • Ante estas circunstancias: 
    • La Fiscal General Consuelo Porras, informó que pidió a la Corte de Constitucionalidad (CC) que frene al Congreso de continuar. Y esto escribió en su comunicado:  “en virtud de la amenaza real e inminente de la elección de Magistrados de la Corte Suprema de Justicia y de Salas de la Corte de Apelaciones.” ¿Amenaza? La Fiscal General es escueta, pero menciona la investigación en curso a raíz de la detención de Alejos y el allanamiento en dicha clínica.
    • Organizaciones sociales como Acción Ciudadana y la Asociación de Estudiantes Universitarios también piden un alto por vicios en el proceso de selección de candidatos.
    • Vicenta Jerónimo, diputada del Movimiento de Liberación de los Pueblos (MLP), decidió no participar en la elección de los Magistrados pues “el proceso ha sido fuertemente cuestionado y ha perdido legitimidad”.
    • El día de hoy 20 diputados de los partidos Semilla, Bien, Winaq, Pan y URNG pidieron que se espere a la resolución de la Corte de Constitucionalidad antes de continuar con la elección y hacen un llamado para reformar el sistema de justicia y el modelo de elección de cortes.

¿Cuáles son los argumentos para no detener el proceso? 

  • Parar el proceso implica prorrogar el período constitucional de los actuales magistrados. 
  • Las mafias aprenden: repetir la selección de magistrados con las mismas reglas del juego, sin una reforma constitucional que prevenga que se logre incidir en futuros procesos es infructuoso. 
    • No es la primera vez que se ha manipulado el proceso y sin reformas al sistema de justicia los resultados serán los mismos.
    • Si se repite el proceso en este momento sería sin reformas. 
  • Aunque el proceso está viciado, no todos los candidatos son negativos. 
  • La solución no es legal, es política: el fondo y la forma son de una crisis política. Se requiere de un liderazgo político .

¿En qué etapa estamos? 

  • Toda la presión está en el Congreso: ya recibieron las listas de aspirantes y por primera vez en la historia, ante la fiscalización ciudadana ante el voto de los congresistas, estos establecieron un método de evaluación basado en la grabación de vídeos de entre 3 y 5 minutos sobre el perfil académico y profesional de cada candidato.
    • En la página del congreso se puede acceder a los vídeos, la foto, la hoja de vida, el expediente digital y la solicitud de los 278 postulantes. 

¿Por qué debería importarme la elección de magistrados? 

Por las funciones que ejercen dichos magistrados. 

  • Los magistrados de la Corte Suprema de Justicia son la autoridad máxima del organismo judicial, estos poseen dos tipos de funciones: 
    • Funciones administrativas como lo son la contratación de personal, la administración de los recursos o el disponer donde se instalará un juzgado o una sala. 
    • Funciones jurisdiccionales: pueden revisar lo resuelto por la sala de apelación cuando aún exista conflicto o desacuerdo. 
  • Un magistrado tiene poder en la vida de cada ciudadano: las salas de Apelaciones, por ejemplo, son encargadas de revisar todas las resoluciones de los jueces de primera instancia y tribunales de sentencia. Si alguien está en desacuerdo con las sanciones, condenas, órdenes de esos juzgados, acude a estas salas donde los togados pueden modificar, revocar o confirmar la primera resolución. Cada sala de apelación está integrada por 3 magistrados. Existen varias salas de apelación según la naturaleza del conflicto: 
    • las laborales que conocen los dilemas entre trabajadores y empleadores.
    • las penales, encargadas de resolver crímenes. 
    • las civiles, contencioso administrativo que ven asuntos más privados
    • de familia: para dirimir desde divorcios hasta custodias y pensiones alimenticias. 

Realmente, ¿me afecta la elección?

  • Sí. 
  • La justicia debe ser independiente y la única forma de garantizar la independencia del organismo judicial es con magistrados sin alianzas externas. 
  • La decisión de un juez puede afectar directamente a una persona o a un grupo porque definen hechos de nuestras vidas: desde un despido injustificado de un empleador donde el  juez decide el pago de prestaciones, hasta casos de pensiones alimenticias, divorcios, pagos de hipoteca y demás. 
  • Los magistrados pueden condenarnos y encarcelarnos. 

¿Cuáles son los pasos del proceso de elección?

  1. La creación de dos comisiones de postulación: una para seleccionar a los mejores postulantes para la sala de Apelación y la otra para elegir a los mejores postulantes para la Corte Suprema de Justicia.
    • Las comisiones están integradas por los mismos grupos, pero no por los mismos individuos. 
    • Ambas comisiones poseen un representante de todos los rectores del país, decanos de las facultades de derecho del país y representantes del colegio de abogados. 
    • Sin embargo la comisión para magistrados de Sala posee también representantes de la Corte Suprema de Justicia y la comisión para magistrados de Corte Suprema de Justicia posee representantes de la Corte de apelaciones. 
  2. Las comisiones establecen un mecanismo de evaluación y determinan que postulantes son los más idóneos. 
  3. Cada comisión envía una lista con el doble de personas a cargos a ocupar al congreso: 
    • La nómina de los aspirantes a Corte Suprema está compuesta por 26 candidatos. 
    • La nómina de los aspirantes a Sala de apelación está compuesta por 252 candidatos.
  4. Los diputados eligen a los magistrados titulares y suplentes basados en las listas de los candidatos. Específicamente, los diputados eligen: 
    • 13 magistrados para Corte Suprema y 126 para Sala de apelaciones. 

Fuentes: