La crisis sanitaria del Covid-19 y la prolongación de las medidas para evitar la propagación de la pandemia genera incertidumbre en la economía del país y una de las preguntas que empiezan a plantearse empresarios y trabajadores es: ¿las corporaciones y los empleos podrán sobrevivir al Coronavirus?

Los despidos y alertas de prescindir servicios ya empezaron: del 17 de marzo a la fecha, el ministerio de Trabajo documenta 17 mil 100 llamadas a su centro de quejas y 772 han sido para denunciar casos laborales -entre ellos despidos. La cartera ha abierto 130 expedientes que sigue la Inspectoría General de Trabajo.

Juan Carlos Tefel, presidente del Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif), señala que es vital dar liquidez a las empresas para atender la fractura económica, de lo contrario se perderán miles de empleos:

Al no tener ingresos, hay medio millón de empleos en riesgo. Las empresas no pueden enfrentar el pago de planilla ni acreedores, entonces lo más importante es conservar las fuentes de empleo en el corto plazo.

Una de las propuestas del sector privado organizado para evitar despidos masivos es que el Gobierno subsidie temporalmente a trabajadores formales que de momento puedan ser suspendidos:

 “Que el IGSS declare una suspensión a los trabajadores afectados y que el gobierno fondee a Seguro Social para que pague las dos terceras partes de los sueldos de estas personas, ya que la gran mayoría de empresas -90%- no podrán afrontar estos pagos; lo hicieron los últimos 15 días de marzo, pero en adelante tendrán serías complicaciones. Nosotros proponemos apoyar a unos 500 mil trabajadores no esenciales -que no están trabajando- y los cálculos son Q1.8 millardos mensuales; no estamos diciendo tocar el dinero del IGSS ya que eso ilegal, pero sí que haya un aporte extraordinario del Estado”.

Tefel explica que la infraestructura del Seguro Social y su base legal es el canal para hacer llegar ese dinero a los trabajadores suspendidos.

Seguro temporal

Samuel Pérez, diputado de la bancada Semilla, también presentó una propuesta para crear el “Programa Nacional de Seguro de Desempleo ante Emergencias”, que será administrado por el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social y que consiste en un aporte económico estatal cuyo monto será la mitad del salario mínimo mensual para personas en la informalidad y formalidad Los beneficiarios deberán reunir:

  • Ser mayores de 15 años y, derivado de la crisis, resultan suspendidos o despedidos sin causa justificada.
  • Quienes, derivado de la crisis, no tengan los medios económicos para cubrir sus necesidades básicas y hayan perdido su empleo o dependan de la economía informal.
  • Cuando la persona no perciba ingreso mensual o el mismo no sea superior a medio salario mínimo mensual.

No podrán optar:

  • Quienes no fueron suspendidos ni despedidos.
  • Quienes no rechazaron oferta adecuada de empleo ni renunciaron voluntariamente durante la emergencia.
  • No haber sido cesado de su relación laboral con causa justificada.

Registro economía informal:

Los trabajadores informales que se beneficien deberán realizar su registro en la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) y en el Registro Mercantil en un plazo de 3 meses contados a partir de finalizada la emergencia, para formalizar su negocio.

El diputado Pérez, ponente de la iniciativa comenta que se espera beneficiar a 7 millones de personas, las fuentes de financiamiento podrían ser enmendadas; sin embargo:

Inicialmente es que se utilice el Banco de Guatemala, préstamos o que pueda ser un mes más de pago de parte de los patronos y empleados. Se tiene que institucionalizar para el largo plazo. Si no, que se tenga un seguro de emergencias.

En el caso de la entrega de apoyo a la clase informal señala que aún se analiza cual sería el mecanismo:

ahorita si se utiliza la propuesta de finanzas, de tomar las bases del Mides o Maga, fueron heredadas de gobiernos anteriores que no están llegando a gente que lo necesita.

El pasado lunes, el Ejecutivo presentó al Congreso un paquete de apoyo económico para los guatemaltecos que no tienen un empleo formal o que quedarán en situación de desempleo con freno económico:

  • Q6 millardos se destinarán para dar un subsidio de Q1 mil a unos 2.6 millones de hogares.
  • Q2 millardos como fondo de respaldo al Seguro Social con un aporte de Q2 mil para 300 mil hogares.
  • Q3 millardos créditos a 75 mil Pequeñas y medianas empresas.