Hace algunos años, las personas consideraban que el éxito de un negocio dependía de que tan rentable fuera, si tenía muchas ventas o si generaba muchas utilidades.

¿Qué son las Empresas B?

El término “Empresas B” viene del inglés “Benefit Corporations”. Estas son empresas comerciales donde se busca replantear el éxito del negocio tratando de generar un impacto social y/o ambiental.

Este nuevo modelo de negocio suele confundirse con la responsabilidad social empresarial que muchos negocios tienen y donde invierten mucho dinero. La diferencia entre este tipo de responsabilidad social y las empresas B es que no se trata de dar únicamente un poquito de ayuda, sino que en su modelo de negocio y en el corazón de la empresa está cimentado el objetivo de ayudar a las causas sociales que se plantearon.

Ejemplos de Empresas B

Actualmente hay más de 23 mil “Empresas B” en el mundo.  Aunque parezca mucho en realidad son muy pocas comparadas con la cantidad de empresas convencionales que existen hoy en día. En América Latina no hay más de 350 empresas con este nuevo modelo de negocio.

En Chile hay una empresa llamada “Birus”, una plataforma muy parecida a Amazon donde las personas pueden comprar y vender artículos, pero, la diferencia es que la plataforma ofrece únicamente productos que vienen de regiones indígenas, productos artesanales o 100% orgánicos. Con la venta de ese producto, “Birus” busca ayudar a los productores o las comunidades.

En México también hay una financiera que trabaja únicamente con mujeres del norte del país. En lugar de solo dar dinero y cobrar altos porcentajes de interés, la financiera les entrega una máquina de coser, les enseñan a usarla y les consiguen clientes grandes en Estados Unidos. Con esto las mujeres pueden trabajar desde casa y no dejar a sus hijos solos o descuidados.

¿Qué tanta aceptación tiene este nuevo modelo de negocio?

Muchas personas se interesan más y más por este tipo de negocios. Los “millennials” son los que más buscan este tipo de empresas, ya sea para crear una o para trabajar en ella. Esto se debe a que siempre andan buscando formas de generar un impacto en la sociedad y ayudar a otros.

Los “millennials” también son los que más consumen este tipo de productos porque saben que si en lugar de comprar algún producto de una marca reconocida se lo compran a alguien que se está esforzando por salir adelante, van a generar un impacto positivo en la sociedad con su compra.

En conclusión, las “Empresas B” no solo buscan un retorno económico propio, su principal objetivo es impactar positivamente a la sociedad.