El hospital provisional de Santa Lucía Cotzumalguapa, Escuintla, inició el trámite en el Registro de General de la Propiedad para acreditarse como parte de los bienes del Estado luego de que el Centro Guatemalteco de Investigación y Capacitación de la Caña de Azúcar (Cengicaña) cedió en donación 9 mil 987.98 metros cuadrados de terreno para la construcción de este centro que atenderá pacientes Covid-19 y luego funcionará como un hospital permanente según los planes del Ejecutivo.

En comunicado de prensa, este centro afirma que el 2 de octubre se suscribió la escritura pública número 49 de “donación del inmueble a título gratuito” a favor del Estado de Guatemala. La propiedad tiene un valor de Q2.5 millones.

No obstante, Sonia Gutiérrez, diputada del bloque Winaq, una bancada que fiscalizó la construcción del hospital provisional en Escuintla dice que debe haber certeza:

“Mientras no pase a nombre del Estado no se puede invertir y eso sería ilícito; hay que constatar si ya está dentro de la escribanía de Gobierno, sería una certeza”.

Luís Miguel Paiz, gerente general de Asazgua responde:

“Cabe mencionar que inicialmente se había hablado de ceder el terreno en usufructo, dado que las autoridades indicaron que el hospital sería de campaña, posteriormente el gobierno hizo la solicitud de ceder el terreno”. El terreno ahora es propiedad del Estado para que funcione como hospital de los pacientes de la costa Sur, como agroindustria ya no tenemos ningún derecho sobre los terrenos.

ConCriterio solicitó postura con la Procuraduría General de la Nación y Secretaría de Comunicación, pero al cierre no respondieron.

 

 

Terreno y hospital, pero con deficiencias

ConCriterio reportó el 23 de septiembre que el hospital tenía deficiencias y que no había arrancado un mes después de que fue inaugurado, esos problemas persisten.

Un trabajador que pidió omitir su nombre cuenta que algunos servicios se han detenido porque estos problemas no logran ser resueltos:

Ahorita no han llegado técnicos de rayos X, porque dicen que las conexiones no aguantan esa carga, entonces no están sacando esas placas. En laboratorio solo tienen para sacar muestras de hematología, no hay para química. Respecto al agua, aún se hacen pozas y cuando llueve mucho, ese piso que pusieron que es de metal es muy resbaloso y uno cuando va solo siente que va a caer y ahora me imagino con el traslado de paciente.

El gerente de Asazgua comunicó que ingenios donaron además Q7.6 millones para adquirir equipos de última tecnología. También de protección básica para 917 salubristas en la costa sur.

Pero el trabajador que se queja de que no tienen material de bioseguridad:

Me dijeron que no me iban a dar traje y les respondí que cómo iba a usar uno contaminado y hasta que yo me paré y no entré, me dijeron que yo era el único que exigía y que los demás estaban de acuerdo y le dije: cómo van a estar de acuerdo, que se estén aprovechando es otra cosa. Este salubrista dice también que no se han respetado los horarios acordados en el contrato.

El Ministerio de Salud, a través de la oficina de comunicación respondió que no hay problemas con la energía eléctrica y que la planta funciona. Que los drenajes dieron problema el martes, pero fue en la parte externa y que el personal tiene suficiente equipo. En tanto la diputada Gutiérrez también comentó que hace una semana los problemas no habían sido resueltos.