Antejuicios, denuncias y quejas administrativas. Multas y el mas reciente proces en el sistema disciplinario del Organismo Judicial (OJ) que busca silenciarla. Esas son apenas algunas de las batallas que debe librar la jueza de mayor riesgo D, Ericka Aifán desde mayo de este año.

El 15 de junio la Sala Tercera de la Corte de Apelaciones integrada por los magistrados Jaime González Dávila, Beyla Estrada –esposa del secretario de Comunicación Social de la Presidencia, Alfredo Brito- y Zonia de Paz Santizo, solicitaron a la Supervisión del OJ que Aifán sea investigada porque según ellos “ha asumido una actitud que busca destruir la confianza, honra y dignidad de los magistrados que integran la Sala”.

En el documento se adjuntaron informes de prensa que para ellos evidencian que la jueza Aifán ha externado opinión sobre el caso de la familia de Igor Bitkov, el ciudadano ruso acusado de falsificación de documentos que en su defensa alega que fue la desaparecida empresa Cutino International realizó trámites de migración para gestionar documentos de identidad guatemaltecos.

Jueza Aifán y Familia Bitkov (foto web: Bitkov)

Con lo cual consideran que no prevalecen las garantías al tratarse de un caso de migrantes. El 1 de junio la jueza Alfán habló Con Criterio y dijo:

“He estado analizando el contexto de las situaciones que se han venido dando en el último mes en contra de la judicatura a mi cargo, en esto confluyen muchos factores: las supervisiones preventivas que fueron ordenadas de oficio por el supervisor General del Organismo Judicial; las denuncias de varias de las personas sindicadas en los casos de alto impacto que tengo, que coinciden en tiempo; las denuncias penales; las denuncias ante el Tribunal de Honor del Colegio de Abogados y Notarios de Guatemala; además de lo sucedido recientemente con el caso Bitkov”

El 22 de mayo, la Sala Tercera ordenó anular la condena a los Bitkov y cerrar el proceso penal a favor de la familia, sin embargo la juzgadora presentó ante la CC una queja en la cual señaló a la Sala Tercera de extralimitarse en sus mandatos. Aifán dijo que los magistrados no podían ordenar de qué manera falla un juez. La última semana la Corte de Constitucionalidad le dio la razón a la jueza y ordenó continuar de nuevo con el juicio.

Claudia Escobar, magistrada electa en 2014, que renunció al cargo una semana después tras denunciar irregularidades en la elección de magistrados de Salas de Apelaciones, opinó sobre la situación que atraviesa Aifán:

Yo creo que es una presión, es una amenaza a su independencia porque si se da cuenta no solo fue la resolución, sino ellos también pusieron una denuncia en contra de la jueza ante la junta de disciplinaria. A la juez se le está investigando por la manifestación que ella hizo, por haber presentado el ocurso de queja, eso refleja que sí hay una limitación, estamos viendo claramente las presiones internas que hay en el Organismo Judicial por parte de quienes están buscando generar impunidad, porque el caso se está llevando con todas la garantías legales, y entonces por qué la Sala va estar tomando ese tipo de presiones.

Luis Morales, abogado de la familia Bitkov cree que la juez litiga con las partes y no se limita a su función de juzgadora: el juez no puede ser juez y parte, desde el momento en que se constituye en contra de las personas que va a juzgar el sistema se degenera.