Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.

El presidente Jimmy Morales y parte de su equipo de gobierno tienen listas las maletas para viajar a Washington, Estados Unidos, a partir mañana sábado y hasta el martes 17 de julio. De acuerdo con información proviniente de algunos excancilleres del país, el mandatario se reunirá con el presidente estadounidense Donald Trump para firmar el acuerdo mediante el cual Guatemala se convertiría en “tercer país seguro”, lo que daría la pauta para que EE.UU envíe migrantes de otros países a Guatemala mientras se agota el proceso de trámite de asilo para ellos en aquel país.

Los exfuncionarios consideran que Jimmy Morales está a punto de hipotecar el país con los Estados Unidos, a seis meses de que caduque su mandato.

Ante la posibilidad de la firma, los excancilleres: Francisco Villagrán, Edgar Gutiérrez, Gabriel Orellana, Ariel Rivera Irías y Luis Alfonso Cabrera pidieron a la Corte de Constitucionalidad (CC):

“Que ordene con urgencia al presidente Morales, abstenerse de firmar cualquier acuerdo internacional referente a movimientos migratorios”.

En el documento presentado ante la alta corte los exfuncionarios plantean su preocupación porque, Morales: “Se ha valido de convenios internacionales de forma simplificada para sortear la legislación interna”.

Estos tratos no están sujetos al control y aprobación del Congreso de la República según una opinión de la Corte de Constitucionalidad del 12 julio de 2012, por lo tanto, señalan en el expediente que: 

El presidente logrará eludir el control político del Congreso de la República y evitar el enjuiciamiento jurídico de la Corte de Constitucionalidad.

Otro acuerdo ilegal

Leonel Lira, diputado de Encuentro por Guatemala considera que este nuevo acuerdo internacional puede ser igual de violatorio que con aquel otro que se pretendía la compra de dos aviones en Argentina y, por lo tanto, debe ser revisado antes de que el país se comprometa:

Me parece absurdo que el país se convierta en una represa de migrantes, porque sus propios habitantes están migrantes por falta de condiciones estables en la economía y seguridad.

El congresista Paul Briere, comenta que si el acuerdo se hace como un convenio internacional, el Congreso debe rarificarlo; en cambio si se trata de una cooperación entre Estados no intervendría el Legislativo. No obstante,  Briere recomienda no firmar el documento porque dice que el país no tiene la capacidad para atender a los migrantes durante el tiempo que dure su trámite migratorio:

El trámite para asilo en Estados Unidos es en promedio de 700 días, entonces las personas que buscan refugio o asilo en aquel país tendrían que vivir en Guatemala casi dos años.

El Ministerio de Relaciones y la Secretaría de Comunicación Social de la Presidencia no responden sobre el viaje. En tanto en el portal de negocios del Estado -Guatecompras- se solicita la compra de 4 pasajes aéreos con destino a Washington, como parte de la comitiva que acompañará a morales.

Candidatos reaccionan

Los candidatos presidenciales y vicepresidenciales que pasaron al balotaje del 11 de agosto han reaccionado ante la eventual firma del acuerdo que convertiría a Guatemala en “tercer país seguro”.

Sandra Torres, presidenciable de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), comentó que el país no tiene la capacidad de hacerse cargo de otros migrantes porque no logra siquiera atender a los propios:

El presidente estaría firmando un acuerdo ilegal, porque eso tiene que pasar por el Congreso, incluso algunos senadores de Estados Unidos están cuestionando que ni siquiera Donald Trump puede firmar ese acuerdo, porque todos los tratados internacionales tienen que ser refrendados y ratificados por el Congreso de la República.

Guillermo Castillo, candidato a la vicepresidencia por el partido VAMOS respondió que es poco responsable la actitud de Morales:

Yo creo que el presidente debe tener más información de qué se trata el acuerdo y socializarla “porque, que de al pelo, el problema no va ser de él; él el 14 a las 14 se sacude las manos y le deja un compromiso al próximo gobierno”. Yo personalmente no tengo información de cuáles son los alcances, compromisos y muy importante la cooperación que se le va a dar al país, eso el presidente no lo ha dicho.

Manfredo Marroquín, excandidato a la presidencia por Encuentro por Guatemala también presentó una acción ante la Corte de Constitucionalidad para frenar la firma del convenio con EE.UU.