Ayer cobró vida en Guatemala el “Comité de Evaluación de Reacciones Adversas Serias a la aplicación de la vacuna contra el Covid-19”. En acuerdo gubernativo, la ministra de Salud Amelia Flores, determina que quienes se vacunen, consienten tanto los beneficios como los riesgos de los inmunizadores.

Si surge una complicación, dice el acuerdo, el comité formado con cinco expertos nacionales con amplia experiencia en vacunación, dictaminará si el Estado debe o no compensar al paciente. En caso que la aplicación de la vacuna genere reacción adversa, se definirá el sistema de compensación.

El acuerdo exime de responsabilidades a las casas productoras de vacuna, quienes solo responderán ante la justicia de probarse el dolo de acción u omisión, por incumplimiento de sus obligaciones o por anomalías en registro y aprobación. Además, gozarán de inmunidad de juicio, excepto que la muerte o reacción grave sean comprobables.

En este punto, el Programa Nacional de Inmunizaciones respondió por escrito que “los fabricantes han establecido como condición que los países deben contar con instrumentos legales que regulen la excepción de responsabilidad por efectos adversos”.

El personal de Salud será el primero en ser vacunado ya recibió un formulario a través del cual rechazan o reciben la vacuna, además aceptan sus beneficios y riesgos

 

Alexandra Rivera, terapeuta en el hospital provisional del Parque de la Industria: Hasta el momento nadie sabe nada, cuándo, qué vacuna es o las contraindicaciones.

La terapeuta que adquirió inmunidad por enfermarse cree que no se  la aplicará -por ahora- su mamá es trabajadora de salud:

Yo no estoy de acuerdo porque ellos se tendrían que hacer responsables porque son los únicos que saben qué tiene la vacuna, a mi mamá le dijeron que tenía que firmar la hoja, pero se negó porque no le explicaron los riesgos. No se va a poner la vacuna.

Salud responde que “las reacciones más frecuentes son en el sitio de inyección son: dolor, inflamación, enrojecimiento. Además de fiebre, malestar general, fatiga, nausea y rara vez una alergia en personas que han presentado reacciones alérgicas a algún medicamento o alimento, estos últimos son más propensos a reacciones.

Helmuth Steves, director del hospital provisional de Quetzaltenango, comenta que todos, en algún momento de su vida, han presentado reacciones a medicamentos y que no se debe sobredimensionar:

 Nosotros como médicos hemos visto esos tipos de reacciones con cualquier medicina. La situación que se ha dado ahorita en los países industrializados porque tienen esas tendencias, pero no han sido catastróficas. Uno también tiene que estar consciente ¿te puede dar reacción? Sí, pero hasta una aspirina lo puede hacer.

El médico refiere que como con cualquier vacuna hay probabilidades de reacción y en los centros has espacios listos ante las eventualidades:

“Es un lugar con una camilla con un carrito con varios medicamentos, incluso las normas de vacunación señalan que la personas deben permanecer media hora en lugar de vacunación”. 

Colombia y España son algunos países que han otorgado esa inmunidad judicial a los fabricantes. Amelia Flores, ministra de Salud, dijo el miércoles que el martes próximo confirmará con COVAX la fecha de la entrega de unos 1.4 millones de inmunizadores.