Al hablar de la mentalidad de abundancia lo primero que viene a la mente es dinero. Ganar más, invertir con inteligencia o tener ahorros para los tiempos venideros, pero esto va más allá de lo financiero y es aplicable para más aspectos de la vida. 

Alex Gudiel de Zona Cero, platicó con ConCritero sobre la mentalidad de abundancia y como comenzar a aplicarla en el día a día.  “Comienzas con una mente positiva, la mentalidad de abundancia es la que te lleva a accionar”, dice Gudiel, al referirse que no se trata sólo de pensar que todo estará bien, sino que te permite pensar en soluciones a problemas del día a día. Es pensar que lo que necesitamos vendrá, ya sea dinero, negocios, salud u oportunidades. 

Según Stephen R. Covey en en libro “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva” los seres humanos están programados a una “mentalidad de escasez”. Por ejemplo, pensar en comer hasta saciarse hoy porque quizá mañana no habrá qué comer. En el mundo de los negocios se podría traducir al pensamiento de que quizá la empresa no tendrá como pagar los sueldos del mes siguiente. 

La mentalidad de abundancia es pensar que se encontrará una solución para cada problema. No significa que se está exento de crisis, sino que siempre hay una solución para todo. Lo imposible comienza a parecer más razonable, porque existe la esperanza y la fe, lo que se necesita, vendrá. 

Mentalidad de abundancia versus mentalidad de escasez

Mientras que al mantener una mentalidad de escasez tenemos una actitud derrotista.“La misma energía que atrae lo bueno, atrae lo malo”, comentó Gudiel. El primer paso para cambiar la actitud es ser agradecido con lo que se tiene: un hogar, familia, amigos y sustento. Eso ayudará a mantener una actitud positiva. 

Mantener esta actitud podrá cambiar pensamientos derrotistas como “¿Por qué no puedo alcanzar el éxito?” o ver situaciones de incertidumbre con miedo a lo peor. Estos miedos generan bloqueos mentales que retroceden en los avances que se puedan lograr.

Las dificultades son parte de la vida, es imposible evitarlas, pero la mentalidad de la abundancia permitirá que la toma de decisiones sea más fácil y con una mente más clara. La creatividad y la no conformidad son elementos que ayudarán a encontrar una solución.

Al pensar de esta manera, es claro que los recursos se vuelven ilimitados. La actitud positiva es el inicio, pero la perseverancia y la fe en que las cosas serán posibles son los que diferencian las decisiones que se tomarán en el mañana.

Puedes escuchar más sobre el tema en el programa de esta mañana de ConCriterio.