Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.

La Oficina del Procurador de los Derechos Humanos vuelve a ser centro de polémica: Ll Corte Suprema de Justicia y el Congreso de la República han tomado decisiones en las últimas horas para:

  1. Disminuir las finanzas de la Institución
  2. Evaluar la salud mental de Jordán Rodas, magistrado de Conciencia.

Edna Soto, la diputada que sucedió a su esposo Roberto Kestler en el cargo, tras ser separado del mismo por ser señalado por actos de corrupción, planteó la peculiar solicitud ante la Comisión de Derechos Humanos del Congreso:

Soy psicóloga y lo puedo decir: valdría la pena que se le hiciera una evaluación psicológica al Procurador de Derechos Humanos, porque todos estos los síntomas indican que tenemos a una persona autoritaria, alguien que no respeta los derechos de las personas. Entonces tenemos que tomar las medidas justas y está en nuestras manos velar por quienes necesitan de los derechos humanos.

La petición de Soto se planteó luego de que Silvia Shaw, secretaria de finanzas del Sindicato de Trabajadores de la PDH, denunció que Rodas tiene malos tratos hacía sus trabajadores y que además realiza gastos innecesarios en la institución.

Ante lo dicho por la trabajadora, Aníbal Rojas, presidente de la Comisión de Derechos Humanos, anunció que pedirá a la Contraloría General de Cuentas una auditoría a la PDH.

Sin dinero

Casi en paralelo, la Corte Suprema de Justicia (CSJ) revocó un amparo provisional otorgado a la oficina del Procurador, el cual avalaba para que el Ministerio de Finanzas otorgara una ampliación presupuestaria de Q30 millones para el actual ejercicio fiscal.

Mario Siekavizza, vocero del Organismo Judicial con la lectura de la resolución:

Actos reclamados: inacción del director técnico del presupuesto del Ministerio de Finanzas, mediante al cual indica que a la medida que la caja fiscal muestre disponibilidad. Se evaluará la factibilidad de atender con la solicitud. El segundo acto reclamado: la inacción del Ministerio de Finanzas quedó evidencia del incumplimiento de sus atribuciones en cuanto a la asignación de fondos a la PDH. Se resolvió suspender en definitiva la acción de amparo y se revoca el amparo provisional del 02 de octubre 2019.

Los recortes presupuestarios a la PDH se iniciaron en el actual presupuesto, pues actualmente cuenta con una asignación de Q100 millones; Q20 millones menos que en 2018. Para 2020 la institución solicitó Q143 millones.