El gobierno del presidente Jimmy Morales abrió la puerta para que el crimen organizado pueda atentar contra funcionarios de Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) afirma el exministro de gobernación Francisco Rivas. Al retiar 25 elementos de la Policía Nacional Civil (PNC) asignados al organismo internacional solo expone al personal y la sede de la misión diplomática.

 “La institución de CICIG es una entidad vulnerable porque ha tocado estructura criminales muy fuertes que tienen la capacidad económica para organizar cualquier clase de hecho a la infraestructura y la vida de los funcionarios de CICIG. Esta puede ser una oportunidad que el crimen organizado pueda atentar en contra de ellos, enemigos la CICIG tiene muchos y dejarlos sin seguridad en este momentos los deja en una situación muy vulnerable.

En un comunicado el Ministerio de Gobernación justificó que el retiro de la seguridad de CICIG es para “fortalecer la seguridad ciudadana en zonas de alta incidencia criminal”

La medida fue notificada a la dependencia de la ONU en Guatemala el 4 de Julio. El anuncio no llegó del despacho de Gobernación o de la Dirección de la PNC, la nota la firmó un subispector de Policía.  Para la CICIG la decisión recae en el incumplimiento del acuerdo entre Guatemala y el Organismo Internacional dijo Matías Ponce, Vocero de la Comisión:

El comisionado Velásquez respondió a la PNC que lamentaba profundamente que el gobierno incumpla la cooperación en materia de seguridad establecida en artículo 8 del acuerdo de CICIG, en  el cual el gobierno de Guatemala adoptara todas las medidas eficaces y adecuadas para garantizar la seguridad y protección de las personas a que se hace referencia en el acuerdo.

Para el exminstro Rivas esto solo tiene una lectura:

Es una manifestación expresa que al gobierno no le interesa ni le importa la lucha contra la impunidad y corrupción.

 Da a pensar que esto forma parte de esa política que ha venido desarrollando con diferentes acciones que se conocen como el “Pacto de Corruptos”. Lamentablemente se anteponen intereses particulares que privilegian la corrupción e impunidad y que están afectando a la sociedad.

Gabriel Wer, integrante del colectivo JustiaYa, organización que surgió tras las protestas anticorrupción en 2015, considera que el gobierno de Jimmy Morales trata de desesperar a los funcionarios de CICIG para finalizar el acuerdo y agrega:

No se van a dar por vencidos hasta que se aseguren que las investigaciones en contra de ellos no se van a detener. Lo único que hacen es defenderse por los casos de corrupción en los que están involucrados.

Al respecto Rivas acotó: Ojalá y la intención no sea presionar para suspender el acuerdo, que este movimiento de recurso humano responda a acciones de  logística y carácter de logística. Pero si ese fuera el objetivo sería lamentable.

Pero la CICIG no cederá dijo el portavoz de la Comisión “Seguiremos trabajando en las recomendaciones al Estado de Guatemala para la adopción de políticas públicas destinadas a erradicar los CIACS y prevenir su reaparición, incluyendo las reformas jurídicas para este fin”.

Jordán Rodas, Procurador de los Derechos Humanos visitó el fin de semana a los agentes retirados de CICIG y concluyó que se encuentran en condiciones inadecuadas, por su parte la Fiscal General Consuelo Porras anunció solicitará una reunión con el ministro de Gobernación, Enrique Degenhart, así mismo se reunirá mañana con el jefe de la CICIG, Iván Velásquez para tratar el tema.