HBO Max eliminó de su catálogo “Lo que el viento se llevó” como una forma de apoyar las protestas antiracismo en EE.UU., pero una acción de este tipo, ¿combate los estereotipos o priva a la sociedad de importantes recordatorios que eviten repetir errores históricos como el racismo y la esclavitud?

La muerte de George Floyd a manos de las fuerzas policiales en Estados Unidos originaron grandes protestas en Estados Unidos en contra del racismo. Sin importar el covid-19, miles de personas salieron a las calles a manifestar su indignación.

-Publicidad-

-Publicidad-

HBO Max se estrenó en Estados Unidos a finales de mayo como una alternativa a las plataformas de streaming como Netflix y Disney+.  Sin embargo, luego de las manifestaciones comunicó que removerá temporalmente de su catálogo la película “Lo que el viento se llevó” por incluir estereotipos raciales.  Para su regreso incluirá advertencias del contenido y una discusión de su contexto histórico.

Eliminar estereotipos

“Estamos en un momento de la historia en el que tenemos que reinventarnos” opinó Anabella Giracca, escritora guatemalteca y autora de “Para servirle” y “Gitana Mía”. Según compartió, el cine representa identidad, y los estereotipos que muestran no se quedan en la pantalla, sino que llegan al imaginario de las personas y se incorporan como naturales. 

Analiza que el contenido histórico de la película sí genera el pensamiento crítico, pero el mensaje de quitarlo es un llamado a reflexionar cuál es la percepción que la sociedad tiene de las personas.

“Si queremos hablar de equidad o igualdad definitivamente este tipo de hechos pone sobre la mesa temas que pienso que es hora que discutamos”, dijo.

Recordar para no repetir

Alejandra Colom Bickford, antropóloga sociocultural involucrada en proyectos cinematográficos como Temblores del director guatemalteco Jayro Bustamante, opina que “Lo que el viento se llevó” es una película de época que refleja estereotipos que en ese momento eran válidos.

“Tiene más valor ver una película racista y discutir sobre por qué no es correcto, que solo quitarla”, expresa. Según explica esta no es la única película que aborda el racismo explícito o implícito y, bajo esta postura, todas deberían eliminarse de las plataformas. 

También opina que esta película no es un referente cultural o de comportamiento y que le preocupan más las películas contemporáneas que tienen un racismo sutil difícil de detectar. “Hay películas que son ofensivas que hay que quitarlas, pero son diferentes a las que reflejan una época. No hay que condenarlas por eso”, concluye.

Reflexión, no extremos

Por su parte, Javier Pérez, doctor en filosofía y director de la carrera de Comunicación Audiovisual en la Universidad del Istmo, agrega que incluir una advertencia de contenido racial en la película puede ser acertado, pues se ha subestimado la influencia del cine en la sociedad.

 ”George Floyd ha despertado esto, pero se ha exagerado en muchos casos y exagerado sería perder una película tan buena como esta”. Comparte que es una oportunidad para que los productores hagan propia la propuesta de hacer películas que reflejan la sociedad en la que a uno le gustaría vivir para tener una influencia más positiva con sus contenidos.

“Lo que el viento se llevó” está basada en la novela de Margaret Mitchell obtuvo 15 nominaciones en los premios Óscar y ganó ocho premios. Por este largometraje, Hattie McDanie se convirtió en la primera afroestadounidense en ganar un Premio Óscar, como mejor actriz de reparto.

Le preguntamos a nuestra comunidad en redes sociales. Tanto en Instagram como en Twitter, el 83% de los votantes opina que es mejor recordar para no repetir. El 17%, piensa que es mejor eliminar los estereotipos.

Y tú, ¿qué opinas?

null

null