Siguen llegando a Guatemala cientos de hondureños que ingresan al país de forma irregular, algunos rumbo a México y otros con intención de llegar hasta los Estados Unidos. Las autoridades han darán un plazo de 30 días para que puedan regularizar su estatus legal en el país, aunque no se tiene registro de la cantidad de personas que han cruzado las fronteras.

Las puertas del país están abiertas para que los hondureños puedan entrar sin que se tenga control de quiénes son o, por ejemplo, si tienen problemas con la justicia en su país.

Con Criterio entrevistó a dos jóvenes que acompañan esta movilización- Ambos aseguran que en la misma se han infiltrado: pandilleros, secuestradores y asesinos, así lo relató Gustavo Chávez de 24 años.

Acá viene gente picara, la mayoría son sicarios, gente que tiene orden de captura, yo conozco a varios.

Edgar Maradiaga, otro joven de 23 años dijo lo mismo: Muchas personas han asesinado, incluso pandilleros están aprovechando para poder salir del país,  pero de nada sirve porque México tiene un control migratorio y los pueden capturar.

La Policía Nacional Civil a través del departamento de comunicación dijo que no se referirá al tema de la caravana de los migrantes. Tampoco se pronuncian las autoridades del Instituto de Migración y el Ministerio de Relaciones exteriores ha dicho que se acercarán a los migrantes para que puedan regularizar su situación.

Vivian Panting, embajadora de Honduras en Guatemala, agregó que no han recibido alertas de que hondureños requeridos por la justicia de su país estén aprovechando la caravana para huir:

Deberían de acercarse al consulado, se les puede conseguir incluso una defensa pública, pero si tienen record criminal es pero que traten de ir a EE.UU porque van a ser detenidos y retornados.

El martes fue detenido en el país, Bartolo Fuentes, exdiputado hondureño de oposición, de quien las autoridades sospechan que es uno de los promotores de la migración masiva. Según Migración, Fuentes fue detenido por encontrarse en Guatemala de forma irregular. A través de un chat, las autoridades se limitaron en declarar que “tendrá que solventar su situación migratoria”. Por ahora, se encuentra en un albergue de migración en  la zona 5.

La embajadora de Honduras en Guatemala, dijo al respecto:

Causa mucha sospecha el hecho de que se den movilizaciones masivas de un día para otro. Entonces hay posibilidades de que alguien por oposición esté dando información falsa de que la inmigración es abierta y que en Estados Unidos los va dejar entrar.

Gustavo Chávez de 24 años, realiza la peregrinación con sus dos hermanos, de 26 y 19 años, ambos con hijo de  de un año y medio y 3 años. El joven quiere desistir del viaje, pero no quiere dejar a sus sobrinos y sus hermanos que quieren continuar el viaje:

Yo les estoy insistiendo que nos regresemos porque el camino es duro, la gente no va llegar caminando. Yo le digo que me quiero regresar por los niños de ellos, me duele y ellos no quieren hacer caso.

Quien tampoco desiste es Nery Maldonado, de 29 años, y que viaja en silla de ruedas, por haber perdido sus dos pierdas hace tres años cuando intentó llegar a los Estados Unidos:

Vengo acompañado de una familia que me han venido apoyando durante todo el trayecto en mi silla de ruedas que ya se me maltrató porque no tiene una llanta, ha sido difícil pero vamos a seguir.