Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.

Guatemala fue suspendida de la Iniciativa de Transparencia de Industrias Extractivas (IETI, por sus siglas en inglés), un estándar internacional que promueve la gestión abierta y responsable de los recursos generados por la explotación del sector de minería y petróleo en el país. El Ministerio de Energía y Minas (MEM), a través de un comunicado  emitido el viernes salió al paso  para aclarar que “la suspensión es temporal, reversible y que en ningún momento debe interpretarse como una señal de deficiencia”.

El país aparece con estatus de “progreso inadecuado-suspendido” en el portal de transparencia IETI, lo cual convierte a Guatemala en el único de América Latina con esa calificación después de que no presentó el informe sobre regalías, impuestos y beneficios 2016-2017 de la industria extractiva.

La explicación del Gobierno es que el reporte fue presentado el 21 de diciembre a la Comisión Nacional de Trabajo (CNT), único ente que puede avalar el contenido presentado ante el organismo internacional. El documento, no obstante, aún no llega a EITI.

Marvin Flores, analista de Acción Ciudadana, una organización de sociedad civil que integra la iniciativa IETI, lamenta que Guatemala se encuentre nuevamente en ese estatus y refiere que durante la gestión del expresidente Otto Pérez  también hubo incumplimiento. Aunque considera más preocupante la situación actual porque señala que Luis Chang, ministro de Energía y Minas ha manifestado la intención de separarse de este grupo de transparencia.

Esta suspensión no ayuda a generar un ambiente positivo en el sector porque se demuestra que desde el Ministerio de Energía y Minas no hay voluntad para llevar a cabo las cosas, hay que recordar que hay una carta dirigida por el actual Ministro  a la presidencia, donde sugiere abandonar la iniciativa y eso da un mensaje claro de que no hay claridad en este tipo de estándares de transparencia a nivel nacional.

Flores señala que el gobierno ha incumplido con presentar por lo menos tres informes durante en la actual gestión.

En este estatus de suspendidos solo hay algunos países de África y algunos de Arabia que están en guerra. Son estados fallidos o que sufren de inestabilidad política constante. En esos casos sí se justifica que no exista la capacidad para presentar esos informes, que básicamente son documentos de auditoría externa. Lo que no dice el gobierno es que no es solo un informe el que no se presentó en tiempo: uno es el reporte de Conciliación, sobre el cual pudo haber pedido una prórroga y no se pidió; otro, es el de Avance, que es una memoria de labores; y hay otro más profundo, el de Validación que es un examen a profundidad de la transparencia.

ConCriterio buscó la postura del Luis Chang Ministro de Energía Minas, pero al cierre de la nota no respondió a las llamadas. En un comunicado, el Ministerio de Energía y Minas afirma que las auditorías están en proceso de discrepancias con las empresas extractiva y los gobiernos locales.

Javier Zepeda, Director Ejecutivo de la Cámara de la Industria de Guatemala, instó al gobierno a agilizar la presentación de dichos reportes para garantizar la transparencia y la confianza en este sector:

Yo creo que en Guatemala la industria extractiva cumple, llena los estándares de IETI y el llamado es a las autoridades para que presenten la información a la brevedad, porque una calificación como esta impacta la certeza jurídica para que los inversionistas vean a Guatemala como un país de oportunidades para invertir.

Según el gobierno, una vez se suba el informe a la página de EITI, Guatemala vuelve a recuperar su estado de país cumplidor.

A agosto de 2018 el MEM reportó la vigencia de 305 licencias de explotación de minerales y 34 de exploración, lo que representa en regalías para el país 0.9% del Producto Interno Bruto; también 5 contratos vigentes explotación petrolera cuyo aporte por regalías es de US$29.5 millones.