Tras la crisis financiera de 2008, en Estados Unidos se instalaron varios cambios en el sistema educativo del país. Actualmente, estados como Alabama, Missouri, Tennessee, Utah y Virginia han sido pioneros en establecer, como requisito para graduarse de nivel secundario, aprobar y llevar durante 6 meses un curso de finanzas personales donde se abordan temas como:

  • El uso adecuado de la tarjeta de crédito
  • ¿Cómo ahorrar?
  • ¿Cómo invertir mi dinero?
  • ¿Cómo la inflación afecta el poder adquisitivo?
  • ¿Cómo afrontar las decisiones financieras más comunes en la vida?

Utah es el único que exige a los estudiantes tomar un examen al final del curso enfocado en el costo de la educación universitaria y los préstamos para estudiantes.

¿Cómo hablar y guiar a los hijos para que tengan finanzas personales saludables?

Daniel Herbruger, experto en finanzas y habitual invitado en #ConCriterio, menciona tres principios puntuales y básicos que todo padre debería de hablar con sus hijos adolescentes:

  • Presupuesto: Esto solo lo puedes enseñar con tu propio ejemplo. No puedes enseñarle que haga el presupuesto o cómo hacerlo si cuando llega fin de mes tus finanzas están desordenadas. Hay que enseñarles a que entiendan la razón o el propósito de cada compra.
  • Diferencia entre un activo y un pasivo: Debemos hablar con nuestros hijos sobre dónde queremos poner nuestro dinero, que cosas pierden valor y que no. El momento perfecto para hablar de esto es cuando los muchachos quieren tener su propio carro. Aquí pueden comenzar a aprender sobre el concepto de la depreciación de un bien.
  • Interés compuesto: Hay que enseñarles desde temprana edad cuán necesario es que inviertan su dinero en algo que les sirva para el futuro y en su educación.  Que no malgasten su dinero en algo que solo les va a servir y sea solo para “estar a la moda”.

Hay que ser muy cuidados y comenzar a educarlos bajo la regla del “deseo y la necesidad”.  Para comenzar, hay que analizar como padres si estás dándole a tus hijos todo lo que pidan o si los estás enseñando a valorar el esfuerzo que se hace para obtener los bienes.

 

“No les puede exigir a los hijos que comiencen a entender estos conceptos si uno como padre no los pone en práctica.”

Daniel Herbruger, experto en finanzas personales

 

Para que los hijos aprendan de forma práctica este principio es importante que, como padre, ayudes a tus hijos a tener metas, no dándoles todo lo que quieran y enseñándoles a que propongan propuestas de valor y de generación de ingresos.

¿Y las finanzas personales para los más grandes?

Para que los hijos que ya están cerca de ir a la universidad puedan comenzar a sentir la sana presión de atender sus finanzas personales considera pedirles que te ayuden a pagar el 10%, la mitad o cualquier porcentaje de su semestre a manera de obligación.

Esto es para crear una conciencia de generar dinero y el esfuerzo que esto conlleva.   De lo contrario, se acostumbran a que siempre les pagues todo.

Enséñales a tus hijos a trabajar por lo que quieren, así verán que no es fácil ganarlo y sabrán apreciar más sus finanzas.

En cuanto a las tarjetas de crédito y débito, es recomendable no dar una a tus hijos sin hacer previamente un presupuesto y establecer límites. Esta nueva generación está utilizando más y más el dinero digital, entonces hay que enseñarles a ser diligentes en el uso del mismo y a llevar un control.