Recibe los #ReportesConCriterio de Henry Bin, directo en tu buzón.

La compañía de automóviles Honda emitió una alerta sobre fallas en el sistema de bolsas de aire de sus vehículos en modelos 2001 al 2016. De acuerdo con la corporación 1.2 millones de infladores de las bolsas de aire de la marca Takata están defectuosos: 1.1 en EE.UU y 100 mil en México y Centroamérica.

Un representante del área de talleres de la empresa de automóviles en Guatemala explica que el llamado a la revisión de vehículos es porque en el mundo han existido incidentes con los infladores que presentan fallas y por lo tanto requieren reparación:

El inflador es un componente metálico -un cilindro- y al momento activarse podría lanzar partículas metálicas y dañar a los ocupantes.

La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras de Estados Unidos, apuntó a que en el mundo han ocurrido 290 lesiones relacionadas con los infladores Takata que tienen tendencia a explotar por un error de fábrica. Además, que de las 23 muertes en todo el mundo relacionadas con estos infladores, 21 han ocurrido en vehículos Honda.

Preocupación

Iris Castillo, propietaria de un vehículo Honda de los modelos afectados, no prestó mayor atención al llamado de la compañía y, por una alerta replicada en las redes sociales de este programa, decidió verificar si su vehículo estaba entre los afectados. Su sorpresa fue que sí y así reaccionó:

Wow, qué feo, porque me puse a leer lo que decía de las bolsas de aire y alertan que se pueden activar solas y pueden dispararse como una metralla, porque utilizaron un producto que no se terminó. Impactada de lo que puede suceder sin que choque el vehículo.

A partir de enterarse de que conduce un vehículo con fallos en el sistema de bolsas de aire, la propietaria se siente insegura y cree que pone en riesgo a su familia, con el solo hecho de conducir el vehículo y espera que se hagan las correcciones del caso.

Otros casos

En octubre 2019 el Comité de Comercio del Senado de Estados Unidos exhortó a Hyundai y Kia a que explicaran a sus clientes por qué sus vehículos se estaban incendiando y la alerta se hizo mediante ese apercibimiento institucional. En Guatemala, Honda ha comunicado a los propietarios a través de campañas en redes sociales y medios de comunicación.

Silvia Escobar, exdirectora de la Dirección de Atención al Consumidor (DIACO), cree que debe existir más seriedad por parte la empresa ya que se trata de un tema delicado:

Lo más importante siempre será la seguridad del consumidor, entonces la empresa no debería llamar a que por una refacción y que la reparación será rápida, porque si alguien no lo lleva a reparar se va a causar un terrible problema.

Escobar señala que la DIACO debe hacer una verificación inmediata para que se tomen las medidas correspondientes ya que la vida de los consumidores puede estar en peligro. En Estados Unidos, por ejemplo, propietarios entrevistados por este medio explicaron que los propios mecánicos de Honda llegaron a las puertas de su casa para informar sobre la falla de fábrica, alertar al propietario y proceder a la reparación.

En este caso se puede solicitar a la empresa que se haga la verificación del modelo afectado y el consumidor tiene derecho de solicitar la devolución de su dinero y podría hasta presentar una demanda por daños y perjuicios en la vía civil

ConCriterio intentó comunicarse con los directivos de Honda Guatemala, así mismo con Diaco, pero al cierre de la nota no fue posible. Desde 2014 Honda reemplaza los infladores Takata, pero esta es la primera vez que hace un llamado a Guatemala para revisión de sus vehículos.

NOTA DEL EDITOR

La versión original del titular de esta nota “Honda Guatemala: nuestros vehículos ponen en riesgo su vida” fue editada para informar con mayor precisión sobre el tema: son las bolsas takata, instaladas en estos vehículos, la fuente del riesgo (11 de Septiembre de 2019 20:20 horas).