Hospitales Privados del país se convirtieron en nuevo módulo del  Sistema Penitenciario. Es común que los usuarios de estos centros se topen en los pasillos con guardias de la penitenciaría, como si fuera un ala más de los reclusorios.

Los visitantes más frecuentes que buscan asistencia media o refugio en Centros Asistenciales privados son procesados de los casos la Línea y Cooptación del Estado, aunque no son los únicos:

  • Carlos Gabriel Guerra Villeda, accionista de la Constructora del Atlántico, que durante la administración del Partido Patriota se benefició con contratos por Q300 millones, por lo cuales pagó sobornos; ingresó el 1 de julio de 2017 a un hospital para ser intervenido quirúrgicamente por un quiste en la espalda.
  • Francisco Javier Ortiz Arriaga, alias Teniente Jerez, acusado como uno de los principales operadores externos de las estructuras en el sistema aduanero del país fue ingresado en la misma fecha a una clínica privada para operación en ambas piernas.
  • Julio Cesar Aldana Franco, antiguo representante del Banco de Desarrollo Rural (Banrural), acusado de pagar las tarjetas de crédito de Roxana Baldetti con dinero ilícito, también sigue el proceso penal desde un hospital.
  • Miguel Martínez Solís –exjefe de la seguridad presidencial- y colaborador eficaz en el caso Cooptación del Estado, también está hospitalizado.
  • Otto Pérez Molina, expresidente de Guatemala sin gozar de medida sustitutiva lleva fuera de la cárcel 132 días; ingresó al hospital Militar el 16 de marzo 2018 por problemas cardiacos.

El 5 de marzo su defensa solicitó al juez Miguel Ángel Gálvez, medida sustitutiva bajo argumento que en cualquier momento Pérez Molina podría sufrir “muerte súbita”, esto pese a que Fanuel García, director del Instituto Nacional de Ciencias Forences (Inacif) ha informado que el expresidente se encuentra en buenas condiciones de salud, que puede asistir a las audiencias y llevar tratamiento ambulatorio. El juez Gálvez ha pedido nuevamente al Inacif examinar al exmandatario para determinar si debe volver a la prisión.

César Calderon, defensa de Pérez Molina, comparte las declaraciones la postura del director del  Inacif, sin embargo: Tiene razón, lo único que a él se le olvida manifestar que tiene condición de muerte súbita, incluso puede ir a jugar fútbol eso no lo va a matar, lo va a matar cuando le de una arritmia cardíaca en la cámara baja del corazón.

Desde el 3 de mayo de 2015 el Inacif ha realizado 15 evaluaciones medicas al expresidente Pérez Molina, cada evaluación se estima tiene costo de Q1mil

Fernando Peña, expresidente de Banrural y procesado en el caso Cooptación del Estado, pasó once meses en un hospital privado, tan solo hace tres meses obtuvo la medida sustitutiva y los motivos para otorgársela fueron por salud, señala su defensa, Luis Godoy:

La solicitud la planteamos en noviembre de 2017 porque él se tenía que someter a una cirugía en un hospital especial en donde no permitían pacientes con custodia, (…) y en marzo por ser un tema especial se citaron a médicos tratantes y del Inacif y explican que se tienen que hacer 4 cirugias –de columna- y en abril se otorga la medida sustitutiva.

La exvicepresidenta Roxana Baldetti también ha sido asidua visitante de los hospitales, a ella desde septiembre de 2015 el Inacif le ha realizado 52 evaluaciones.