El 2020 quedará en la historia como el año de los desafíos y cambios. El modelo de enseñanza se puso a prueba y no todos aprobaron: el sistema público se vio desbordado.

Los maestros lo admiten: a distancia, apenas pueden atender las necesidades de sus estudiantes en porcentajes limitados y los estudiantes lo perciben. Algunos no se acoplan al modelo o no tienen las condiciones tecnológicas, la segunda opción pesa más y esto enciende una alerta: hay inestabilidad escolar.

Tras seis meses de ausencia de las aulas y a poco tiempo de terminar el ciclo escolar, algunos alumnos de sector público empiezan a alejarse del sistema y hay un parte aguas.

A los alumnos de primaria algo los detiene para no abandonar en definitivo el ciclo: la bolsa de alimentos que entrega el Ministerio de Educación, así lo cuenta la maestra Maribel Bonilla, docente de sexto grado de la escuela La Lagunilla en la zona 18 de la capital.

Bolsa de alimentos los retiene

Esta profesora perdió comunicación con dos sus alumnos de sexto primaria y ahora que se entregaron los alimentos y la guía de estudios, dos papás de los chicos aparecieron:

No tanto a recoger la guía sino por el beneficio del alimento, pero nosotros teníamos indicación de entregar: guía, póliza de seguro y bolsa de alimentos. Entonces quizá por eso llegaron, pero estos niños ya no están en el proceso de educación, entonces se considera que están desertando ¿y cuánto tiempo tienen de no reportar tareas? Como dos meses.

En la pre-pirmaria y primaria el Mineduc entregó bolsas de alimentos a  2.4 millones escolares en 29 mil 533 escuelas y se ejecutó Q500 millones. En básicos y diversificado la historia cambia: acá no hay incentivos más que adquirir conocimiento. Pero cuando hay pobreza eso no basta, los chicos si están en casa deben apoyar en las tareas y trabajos del campo, la escuela es secundaria.

 

Abandera contrajo matrimonio

Claudia Ávila, directora del Instituto Nacional de Educación Diversificada de San Martín Sacatepéquez, Quetzaltenango, cuenta:

Los chicos dijeron que si se quedaban en la casa los mandaban a trabajar al campo.

En este instituto han perdido 9 alumnos: 4 de básicos y 5 de diversificado. La abanderada abandonó las clases y se casó en medio de la pandemia:

Me enteré de que nuestra abanderada se casó – y el otro año saber cómo va estar la situación- ¿y en qué grado estaba ella? En quinto bachillerato este año iba a salir, pero por más que la buscamos y le hablamos, ya no quiso.

 

Prefieren repetir el grado

Ligia Palacios, directora y maestra del Instituto Nacional de Educación Básica de la aldea San Martín Chiquito, Quetzaltenango, cuenta otra historia, acá los estuantes se retiraron por otro motivo:

Conmigo de 100 se retiraron 10, hasta me dijeron “seño, inscríbanos el otro año para repetir” ellos aducen que no aprendieron nada. El problema acá es que no todos tienen internet y de 100 alumnos yo no le puedo dar clases solo a 20 por esa vía, lo que hemos hecho es que los maestros graban las clases y se las mandan por Whatsapp pero por increíble que parezca como 30 no tienen acceso.

En este 2020 en todo el sistema púbico del país desde preprimaria hasta diversificado hay 2.9 millones de estudiantes inscritos. De acuerdo con datos del Mineduc, en 2019; 152 mil 260 estudiantes abandonaron la escuela, la cifra más alta fue en ciclo básico con 27 mil 951, seguido de preprimaria con 20 mil 915.