“Se somete a votación el orden del día, habiendo mayoría queda aprobado. La 5300 ya se sacó”, así concluyó ayer la reunión con los  jefes de bloque del Congreso de la República, Álvaro Arzú Escobar, presidente de ese organismo.

La iniciativa  5300 para reformar la ley de antejuicio fue excluida de la agenda que se conocerá hoy en el pleno; en corrillos del Congreso, no obstante, corre la voz de intenciones de  congresistas de presentar una moción privilegiada para alterar el orden del día y conocer ese proyecto.

Ayer con el voto de 8 de 15 jefes de bloque la iniciativa fue retirada para su discusión en el pleno de este martes, en atención a la coyuntura política y así evitar que se repita el episodio de hace un año, cuando la población obligó a los diputados a dar marcha atrás en la aprobación de dos iniciativas de impunidad.

El diputado Walter Felix se pronunció ante la ponencia de algunos congresistas de que la ley se conociera esta semana:

Es una ley polémica. Hace un año el Congreso entró en una situación complicada por otro tipo de iniciativas de ley  que se  quisieron pasar de esta manera, y tuvieron una vida efímera. Creo que el momento político no es el adecuado para tratar este tipo de temas, esto ya generó en el país un nivel de descontento y lo que se dice públicamente es que los diputados estamos tratando de general mayor impunidad.

El congresista agregó que la discusión no debe ser en el pleno sino en mesas técnicas:

Ese debate debemos de darlo no en el pleno, démoslo antes en el marco de una mesa donde se analice con tiempo, donde podemos debatir con argumentos de fondo.

La posición del presidente del Congreso es contraria a la de Felix:

Es de suma importancia que esta iniciativa se continúe discutiendo, pero en donde corresponde, que es el pleno del Congreso.

Mientras otros congresistas que apoyan la iniciativa tratan de hacer oídos sordos a a la voz ciudadana, uno de ellos es Estuardo Galdámez diputado oficialista envió un mensaje a quienes defienden la 5300:

 “No hay nada más que alegar, ni discutir. Mejor  digan que lo que a ustedes le interese es estar encubriendo a tres magistrados de la Corte de Constitucionalidad, que están defendiendo a dos extranjeros, uno es Iván Velásquez y otro es el embajador de Suecia”

Como él, otros congresistas buscan controlar  los antejuicios contra Magistrados de la Corte  de Constitucionalidad, Suprema de Justicia, Procurador de Derechos Humanos o el Presidente,  Procurador General de la Nacional. Con los cambios, la Corte  Suprema de Justicia no entraría  a conocer las denuncias, sino estás llegarán directamente al Congreso para que ellos decidan el camino legal.